Lunes 23 de Octubre   10:29 hs

14°
Actual
14° Min 23° Máx
San Vicente

“El violador de mi hija me pidió que no lo denunciara para que no lo metan preso”

Lo dijo la madre de la menor discapacitada que sufrió un abuso en Alejandro Korn. Un estudio señalaría que fue penetrada y sufrió lesiones.

“El violador de mi hija me pidió que no lo denunciara para que no lo metan preso”

La madre de la menor con capacidades diferentes que sufrió una violación la semana última en Alejandro Korn habló con El Diario Sur y dio detalles de lo sucedido: el supuesto abusador sería un vecino del barrio que el mismo día intentó convencer a la familia para que no hiciera la denuncia ante la Justicia. Finalmente abandonó su casa y hace días que no se lo ve por el Kilómetro 48.

Susana Malaquia está viviendo un momento de crisis. Con su salario del Plan Argentina Trabaja más la pensión que cobra por la discapacidad mental de su hija de 16 años (un poco más de ocho mil pesos en total) tiene que mantener su hogar y a su otro hijo que estudia en el colegio secundario. Es diabética y el mes pasado la operaron de los riñones. “Me pasan todas a mí. Pero no voy a aflojar. Voy a hacer lo que tenga que hacer para que haya justicia por lo que le pasó a mi hija”, aseguró ante El Diario Sur.

La violación ocurrió el sábado 30 de septiembre cerca de las 20 horas, a media cuadra de la casa de Susana, en la calle Maffia, entre 810 y 811. La víctima, que tiene, según su madre, “una mentalidad de diez años”, había salido cerca de las 20 para visitar a su hermano mayor, que vive muy cerca.

Ese mismo hermano, Darío, asevera haber encontrado a su vecino abusando de la joven. Habría ocurrido en el fondo de la casa del acusado, que tiene 32 años. “Cuando lo vieron, salió corriendo. Y mi hijo trajo a la nena para casa. Ella estaba en shock”, sostuvo Susana.

“Después fui para la casa de Marcos Almeyda y le dije a su mujer: ‘vos estás acá encerrada mientras tu marido estaba agarrando a mi hija’. A los diez minutos vinieron a mi casa para pedirme que no lo denunciara. Me decían que piense en sus hijos, que van a tener que ver al padre preso. Pero él no pensó en mi hija. Al final, la señora le rompió una botella de cerveza en la cabeza y él se desmayó en la puerta”, relató Susana sobre la fatídica noche del sábado.

 La víctima fue asistida en el Hospital Ramón Carrillo, primero por un médico clínico y después por un ginecólogo, quien, según Susana, consideró que la joven tenía restos de semen pero que no había habido penetración. “Después la Comisaría de la Mujer nos tomó la denuncia y nos llevó a La Plata para que le hicieran otro estudio a la nena. Ahí nos dijeron que hubo penetración: ella fue desflorada y estaba lastimada por dentro. Pero los resultados oficiales todavía no están”, contó la madre.

Susana también agregó que el supuesto violador era un amigo de la familia, que conoce a su víctima desde que era chiquita. “Desde que pasó eso, a mi nena la noto triste, desanimada, ya no es tan activa como antes”, reflexiona.

La mujer llegó a Alejandro Korn desde Misiones hace siete años junto a sus cuatro hijos y se instaló en el barrio Kilómetro 48, a la vera de la ruta 210, con una casa muy precaria, que ahora es de material.

Comentarios