Revolución del 25 de mayo de 1810

Hemos analizado las causas de la Revolución de Mayo que plantaron la semilla de la independencia. Pero efectivamente existió un detonante circunstancial.

La Revolución del 25 de mayo de 1810, representa una fecha emblemática en la que se consolida el accionar revolucionario de los patriotas porteños. Este movimiento depone al virrey Baltasar Hidalgo de Cisneros, reemplazándolo por la Primera Junta de Gobierno. El virrey era la máxima autoridad representativa de la monarquía española en Buenos Aires, Capital del por entonces Virreinato del Río de la Plata.

Hemos analizado las causas de la Revolución de Mayo que plantaron la semilla de la independencia. Pero efectivamente existió un detonante circunstancial.

El 14 de Mayo llego al puerto de Buenos Aires la fragata inglesa Misletoe y poco después el buque francés Juan París. Ambos traían noticias sobre la caída de la Junta central de Sevilla. La autoridad remanente en España, se refugia en la isla de León frente a Cádiz, donde forma un Consejo de Regencia.

Cisneros pretendía manipular la información, para aminorar su impacto, y ganar tiempo hasta que los cuatro virreinatos de América, se reunieran para elegir un Consejo de Regencia soberano.

Cisneros emitió un bando con información parcial el día 18 de mayo.

Pero lo cierto es que había filtraciones, y las noticias de la caída de la Junta central de Sevilla, habían llegado a los patriotas. Probablemente alentados por el Correo de Comercio que publicaba Belgrano desde marzo, se reunían a compartir las novedades, en la jabonería de Vieytes, en la quinta de Orma o en la casa de Rodriguez Peña.

Dejá tu comentario