Miércoles 26 de Septiembre   10:41 hs

22°
Actual
18° Min 21° Máx
almirante brown

La historia de Scooby, el perro más famoso de Burzaco que lucha por su salud

Vecinos de la localidad se movilizan para que pueda salvarse y pase de la mejor manera sus últimos años.

Scooby es el perro más famoso de Burzaco. Desde cachorrito, se crió entre los andenes de la estación de trenes, junto con los comerciantes del lugar que todos los días le brindan su cariño y lo cuidan.

“Entre todos los compañeros le compramos comida, lo llevamos a la veterinaria y le damos los remedios si necesita. Es un muy compañero. Yo le traje una frazada y lo cuidaba, es con el que más estaba” relató Ramón, empleado del tren.

Hace un tiempo, Scooby sufría un sangrado en el cuello producto de un tumor, del cual fue operado. Sin embargo, su estado de salud era muy delicado y el sábado fue trasladado a un hospital veterinario para ser tratado.

Fernando Gómez, director del hospital, contó que el animal ingresó en un estado crítico con anemia, hipotermia e hipoglucemia, y se le tuvo que realizar una transfusión sanguínea. Afortunadamente, su salud mejoró, aunque buscan conocer su diagnóstico.

“Sospechamos que hay grandes probabilidades que tenga una erliquiosis, que es una enfermedad que se transmite por las garrapatas. También palpamos un órgano grande en su abdomen, que necesitamos saber si es verdaderamente eso o un tumor”, explicó el especialista.

Muchas personas se movilizan por Scooby, desde la familia que lo rescató y lo llevó al veterinario, los comerciantes que lo conocen desde hace años en la estación y asociaciones proteccionistas de la zona.

Gómez expresó que para que el perro pueda mejorar su salud y pase sus últimos años de la mejor manera, lo recomendable es que pueda conseguir un hogar y no que vuelva a su situación de calle. Sin embargo, los comerciantes contaron que ya han intentado llevárselo, pero siempre vuelve porque siente a la estación como su casa.

“Es muy de Burzaco. Lo llevaron varias veces y lo tuvieron que traer porque llora y se pone mal. El está viejito, pero acá no sufre. Además tiene su compañero fiel Marcelo (otro perro callejero). Ellos estaban juntos, y ahora lo busca por todos lados” relató Mónica, empleada del tren.

Comentarios