almirante brown

Denuncian que IOMA no autoriza una operación urgente para un nene de 2 años

Axel vive en Longchamps y su mamá se encuentra luchando para que tenga una mejor calidad de vida.
martes, 15 de octubre de 2019 · 09:16

Una vez más la obra social IOMA se encuentra en la mira por la denuncia de una mujer que reclama por la autorización de una operación para su hijo Axel, que podría significar una mejora en su calidad de vida.

El pequeño, de 2 años y 7 meses, padece de una extraña enfermedad llamada Hirschsprung, que impide que su colon genere células y le produce dificultades para defecar. Debido a eso debieron realizarle una ileostomía, una operación para que su intestino quede por fuera de la panza para ayudarlo a ir al baño.

Desde que comenzó con este problema Axel se atiende en la Fundación Favaloro, en donde según contó su mamá Michelle "le salvaron la vida". Pero ahora necesita de una operación con urgencia para mejorar su salud.

Sin embargo, esta intervención cuesta casi 800 mil pesos, una suma imposible de pagar para la familia. Es por esto que recurrieron a IOMA, la obra social por la que se atienden, pero la respuesta que recibieron no fue la esperada: según contó, le dijeron que "es una suma muy grande de plata y por eso era difícil que se apruebe".

Axel junto a su mamá Michelle.

"Pagamos $4500 una obra social que no puede aprobar un presupuesto para que mi hijo tenga una mejor calidad de vida. Si o si necesita sacar todo eso que no tiene células para que pueda ir de cuerpo bien y no tenga la ileostomía. IOMA está abandonando a mi hijo", dijo Michelle a El Diario Sur.

La mujer se encuentra desesperada, ya que desde el nacimiento de Axel viene luchando para que pueda tener una mejor calidad de vida. "No puedo entender porque hay gente que es tan egoísta. Mi hijo necesita ser operado, ya sufrió bastante, tres operaciones tiene y le quedan tres más", agregó.

El hecho de que el pequeño sea intervenido no sólo significará que dejará de tener la ileostomía y podrá mejorar su salud, sino que además esto le permitirá tener una vida normal como la de cualquier nene.

"Gracias a Dios, a pesar de todo, trata de tener una vida como todo nene. Juega, pero con muchos límites. Tengo que controlarlo bastante porque no se da cuenta que la ileostomía es algo muy delicado", expresó Michelle.

Comentarios