Lunes 22 de Abril   08:06 hs

22°
Actual
18° Min 21° Máx
almirante brown

Continúa la desesperada búsqueda de un vecino de Don Orione

Carlos Maidana lleva 11 días desaparecido y su familia se encuentra preocupada.

Momentos de desesperación son los que se viven en la familia de Carlos Maidana. Desde hace 11 días no tienen noticias sobre el paradero del hombre, quien salió el lunes 28 de enero de su casa en el Barrio Don Orione a caminar y no volvió.

Tras poder determinar en los primeros días que el hombre había sufrido un golpe y fue atendido en el CAPS 12 de Don Orione y el UPA de Longchamps, la familia pudo encontrar nuevos datos sobre los lugares en los que estuvo, aunque aún no lograron dar con el.

"Lo último que nos enteramos es que estuvo en el Hospital Argerich en Capital y de ahí se les fue. Nos dijeron que tenía la pierna muy lastimada y que apenas caminaba. De ahí lo salimos a buscar por todos lados, estuvimos un día entero buscándolo en todas las plazas y no sabemos nada", contó Mariana, una de sus hijas.

Al parecer, el hombre llegó hasta el mencionado centro de salud derivado por una ambulancia del SAME, ya que había sido hallado en la estación de Plaza Constitución desvanecido y deshidratado. "Estuvo desde el martes 29 a las 6 de la mañana hasta el miércoles por la tarde. Es lo único que sabemos", relató Soledad, nuera de Carlos.

Su familia se encuentra realizando búsquedas por todos los medios posibles: han compartido su foto en las comisarías, en las redes sociales, han preguntado a los vecinos e incluso han recorrido todos los hospitales y plazas de Zona Sur y de Capital. También fueron a todas las estaciones de trenes de la línea Roca y Retiro.

La causa por su desaparición se encuentra en la UFI N°16 del Departamento Judicial de Lomas de Zamora en conjunto con los efectivos de la Comisaría 8° de Don Orione. La familia pide que la justicia actúe rápido para poder obtener las cámaras de seguridad de los lugares donde estuvo, sobre todo de la estación Plaza Constitución para saber si el hombre pudo haber tomado algún tren de regreso.

"Es desesperante esto. Ya pasaron 11 días y no sabemos si mi papá comió, tomó agua, dónde duerme, dónde está. No puede ser que no lo encontremos. Salía todas las tardes a caminar y volvía, nunca faltó en su casa", dijo angustiada su hija.

 

 

Comentarios