Solidaridad

El heróe de la 506: ayudó a una embarazada con convulsiones

La mujer se descompensó arriba del colectivo y la inmediata reacción del chofer le evitó inconvenientes mayores.
viernes, 10 de enero de 2020 · 11:23

“Las acciones definen a las personas”, reza el dicho como una frase hecha y corriente en la sociedad. Tal es así que en la mayoría de los casos también la frialdad que deben tener ciertos individuos en determinadas situaciones, pueden transformarlos en héroes o villanos de un momento para el otro.

El viernes 3 de enero de este año puede llegar a ser recordado por muchos pasajeros como el día en el que un chofer de la 506 se convirtió en héroe. Cuando realizaba su recorrido habitual de Adrogué a Claypole y viceversa, escuchó un golpe en el fondo del colectivo. Al ver por el espejo para ver que sucedía, vio a una mujer inconsciente en el piso.

“La gente me pedía que llame a una ambulancia, pero en un segundo pensé que hasta que viniera la chica podía empeorar. Entonces les pedí que la asistieran y encaré derecho hasta el Hospital Meléndez”, contó Walter Echart en una charla exclusiva con el Diario Sur.

Sin embargo, cuando llegó al recinto para pedir asistencia no encontró el mejor panorama ni la misma inmediatez con la que actuó él para ayudar a la chica: “Entré corriendo a la recepción y les comenté la situación de la mujer y que necesitaba asistencia urgente. Pero cuando me dirigí hacia el colectivo, me di vuelta y vi que no venía ningún médico, entonces volví a ingresar y les dije que estaba embarazada y recién ahí salieron con una silla de ruedas”, explicó el chofer todavía con cierta indignación.

“Dejé estacionado el colectivo en la puerta del Meléndez y me quedé sentado esperando hasta que me informaron que la mujer se encontraba estable y fuera de peligro”, aseguró y agregó: “Volví a la recepción pedí que me firmen la planilla porque había cambiado el recorrido del colectivo y después, a los pasajeros que me esperaron les pedí que salgan como testigos de lo que había ocurrido”.

Al regresar a la empresa para informar por qué no había cumplido con su trayecto, Walter no sabía qué respuesta iba a recibir: “Presenté por escrito todo lo que sucedió con las pruebas pertinentes y por lo que me enteré, los responsables de la empresa se pusieron muy contentos por como reaccioné”, expresó el hombre de 31 años.

A los pocos días del hecho, el oriundo de San Vicente, ya de nuevo arriba del colectivo en su habitual recorrido, se llevó una grata sorpresa: “Un hombre me esperó en una de las paradas, se subió a la unidad y me preguntó si yo había sido el que asistió a su hija. El señor estaba muy serio y por un momento pensé que estaba enojado (risas), pero después cuando le respondí, se le transformó la cara y me agradeció en todos los idiomas y me sacó una foto para difundir lo que había ocurrido”, recordó

Dicha difusión llevada a cabo por Fernando Arias, padre de Paola de 30 años y embarazada de 7 meses, tuvo una gran repercusión que hoy las reacciones en la publicación de Facebook sobrepasan los 3000 me gusta y los 900 comentarios, en una muestra de empatía de la gente el accionar del chofer.

Hoy, Paola se encuentra en excelente estado transitando el último mes y medio de embarazo hasta la llegada al mundo de su bebé. Por su lado, Walter, casado con Virginia y padre de una nena de 11 años, continúa su vida arriba del 506 y desea que, si a algún chofer llegara a pasar por la misma situación, reaccione de idéntica manera porque según sus convicciones ayudar al prójimo que más lo necesita siempre debe ser prioridad.

Comentarios