almirante brown

El drama de dos vecinos de Brown varados en Brasil: "No nos pueden dejar acá"

Viajaron el 13 de marzo para pasar sus vacaciones. Ahora se encuentran en Río de Janeiro a la espera de conseguir un vuelo para regresar al país.
sábado, 21 de marzo de 2020 · 20:00

El 13 de marzo Pablo Sposari, vecino de Burzaco, partió con su novia Natalí Torriani, de Adrogué, a Cabo Frío, Brasil, para pasar sus ansiadas vacaciones. Sin embargo, nunca se imaginaron que sus días de disfrute se iban a convertir en una lucha por regresar a su país ante el avance del coronavirus. 

Pese a que viajaron cuando la OMS ya había declarado al virus como pandemia, en ese momento la situación en el país no era crítica. Pero con el correr de los días todo cambió para mal.

"Esto es minuto a minuto. Mucha información no tenemos. Hasta ayer le daban prioridad a la gente que tenia vuelos para ahora. Hablamos con la compañía con la que viajamos para que se dignen a repatriarnos", contó Sposari a El Diario Sur.

Ambos son parte de los cientos de argentinos que se encuentran varados en el país vecino. Desde hace unos días, cuando se disparó el aumento de casos y muertos, el gobierno decidió tomar medidas y muchos lugares cerraron.

"Acá en brasil ya están cerrando las playas y los hostels, no dejan ingresar mas a nadie. Tengo una conocida que la echan de todos lados y están a la intemperie. Nosotros conseguimos posada en lo de un argentino que nos alojó", dijo el browniano.

Hace unos minutos ambos viajaron desde donde se encontraban vacacionando al aeropuerto de Río de Janeiro, para conseguir una solución y así poder regresar a su país cuanto antes.

"Tratamos de evitar ir hasta que nos digan cuando va a ser el vuelo. Río es donde mas contagios hay y es ir a arriesgarse, más en un aeropuerto que es donde mas gente hay", expresó con preocupación.

Sin embargo, decidieron ir hasta allá. Por el momento, el panorama no es el mejor para los argentinos en Brasil: "Nos dicen que nos cancelan los vuelos hasta tres meses. Las compañías se lavan las manos. La gente se esta quejando, no nos pueden dejar acá colgados".

Comentarios