almirante brown

Memoria, Verdad y Justicia: Cuáles fueron los centros clandestinos y cuántos desaparecidos hubo en Brown

Cinco comisarías del municipio funcionaron como espacios de tortura y desaparición de personas. En estos pasaron decenas de vecinos que fueron asesinados o aún se desconoce su paradero.
martes, 24 de marzo de 2020 · 17:12

El 24 de marzo se conmemora en Argentina el Día Nacional de la Memoria por la Verdad y la Justicia, fecha en la que se recuerdan los crímenes de lesa humanidad cometidos en el Golpe de Estado de 1976, que un saldo de miles de personas desaparecidas.

A lo largo y ancho del todo el país, las Fuerzas Armadas convirtieron cientos de edificios en Centros Clandestinos de Detención. En Almirante Brown funcionaron cinco de ellos.

Las Comisarías 1° de Adrogué, 2° de Burzaco, 4° de Longchamps, 5° de Rafael Calzada y 6° de Claypole fueron ente 1976 y 1977 espacios donde se secuestró y torturó a decenas de personas.

La Comisaría 1° de Adrogué, con su placa conmemorativa.

Por allí pasaron algunos de los 73 personas que vivían o fueron secuestrados en el distrito que figuran como detenidos desaparecidos, según el Registro Único de la Verdad publicado en la Provincia de Buenos Aires. Sin embargo, podrían ser muchos más.

De ellos la gran mayoría eran militantes en agrupaciones como Montoneros, ERP o Juventud Peronista entre otras, aunque de otros no se tiene constancia que hayan pertenecido a algún partido o movimiento político. Varios de ellos eran extranjeros que oriundos de Paraguay, Uruguay y Chile.

Además varios eran menores de edad, muchos de los cuales cursaban sus estudios secundarios en el Colegio Nacional de Adrogué. De acuerdo a los registros de la institución, hay 14 ex alumnos que se encuentran desaparecidos quienes tienen sus placas recordatorias.

Algunos de los desaparecidos del Nacional de Adrogué.

Entre las víctimas, dos de las más destacados son Estela Inés Oesterheld, hija del reconocido escritor Héctor Oesterheld quien también fue secuestrado y asesinado durante la última dictadura, y su marido Raúl Oscar Mortola. Ambos fueron secuestrados en Burzaco.

También hubo cuatro mujeres que se encontraban embarazadas al momento de su detención: Sara Ayala Collar, María Florencia Ruival, Concepción Ester Mora y Eva de Jesús Gómez. Los hijos de estas dos últimas, que debieron nacer en cautiverio, son aún buscados por las Abuelas de Plaza de Mayo.

Ester Oesteheld y su pareja Raúl Mortola, ambos secuestrados y asesinados.

Al igual que ocurrió con las comisarías, muchos de los domicilios o lugares donde fueron asesinados los desaparecidos se encuentran señalados gracias a la iniciativa de las autoridades municipales con el objetivo de mantener viva su memoria y el pedido de Memoria, Verdad y Justicia.

Comentarios