Alte Brown |

El drama de una pareja de Burzaco que quedó varada en Europa: "No nos pueden dejar acá"

María Cristina y su esposo se fueron de viaje el 9 de febrero, cuando la situación aún no afectaba al viejo continente. "Nos dijeron que no podían hacer nada", contó la mujer a El Diario Sur.

Lo que iba a ser un viaje de ensueños terminó por convertirse en una pesadilla para una pareja de Burzaco, que se encuentra varada en Lisboa en medio de la pandemia de coronavirus sin poder volver al país.

María Cristina y su esposo se fueron de viaje a Europa el 9 de febrero, cuando el virus sólo afectaba a China y la posibilidad de que se expandiera parecía muy poco probable. Llegaron el 10 a Madrid y luego iban a comenzar su recorrido que incluía lugares como Milán, Israel y Barcelona, para regresar a Argentina el 27 de marzo.

Pero en medio de su viaje las cosas cambiaron: el virus comenzó a generar estragos en Italia y debieron modificar si itinerario. “Nos vimos obligados a cancelar la mitad de nuestro viaje. Nosotros teníamos todo programado y pagado con aéreos y hoteles, pero las aerolíneas nunca nos devolvieron el dinero salvo un bono”, contó la mujer a El Diario Sur.

Hasta ese momento la pareja mantenía en pie parte de su viaje por lo que decidieron ir de la isla de Malta -en donde estaban parando- a España. Usaron el bono que pudieron recuperar un vuelo para ir a Oporto, en Portugal, y luego llegar vía tren a Galicia donde tienen familiares para no gastar dinero.

Sin embargo, su plan debió cancelarse cuando el presidente Alberto Fernández anunció que iban a cerrar los accesos de todas las aerolíneas a Argentina, y que los argentinos que se encontraban en el exterior debían ir a la embajada más cercana para ser repatriados.

“No fuimos a España, donde ya empezaba a haber muchos casos, y fuimos a la embajada de Lisboa que era la más cercana. Grande fue la sorpresa al llegar que nos atendieron en la vereda del consulado y no nos dejaban entrar”, dijo María.

Junto a otros argentinos reclamaron en la puerta del lugar una solución para poder volver, y completaron los formularios que les pedían, pero no encontraron respuestas: “Ellos nos dijeron que no podían hacer nada, que el presidente se había expresado mal, que nosotros nos teníamos que pagar nuestro vuelo. Nos recomendaron ir a Brasil y de allí ver cómo volvíamos a Argentina”.

Día tras día la situación fue empeorando para todos los que se encuentran varados en Portugal, ya que Aerolíneas Argentinas no cuenta con una ruta hacia este país. Las opciones eran pagar 740 mil pesos los pasajes por Latam o ir en busca de un lugar en un vuelo de repatriación a Madrid, pero con la frontera española cerrada esa posibilidad no era viable.

Pese a que algunos argentinos se arriesgaron a ir a Brasil, María y su esposo no pudieron hacerlo por los riesgos que eso significaba para ellos. “Tengo 60 años, tengo asma crónica, soy hipertensa y tengo epoc severo. Mi marido tiene obstrucción cardiaca y es hipertenso, tiene 59 años. No nos podemos arriesgar a la incertidumbre”.

Debido a esto, aún permanecen en Lisboa mientras buscan una solución, que tras el anuncio de Alberto Fernández de que no se iban a repatriar a más personas parece algo lejano. “Ayer tuve un ataque de locura cuando me dijeron que el presidente cerraba todo acceso al país. No sé cómo vamos a estar, la plata no es elástica. Estamos pagando todo con el 30% de impuesto. Al menos si no me venís a buscar hacemela un poco más liviana”, reclamó María.

Por el momento en Portugal no se tomaron medidas de aislamiento obligatorio y los dos vecinos pudieron extender los días de hospedaje hasta el 28 de marzo. Sin embargo, siguen con la expectativa de cuándo podrán regresar a Argentina.

“Me siento defraudada por el Gobierno Nacional. Yo puntualmente solicite que permitiera ingresar un avión de Latam a Ezeiza. No le estábamos pidiendo que nos pague el pasaje, ya que Aerolíneas Argentinas no nos va a venir a buscar porque no tiene ruta aérea. El consulado cerró sus puertas y dicen que no pueden gestionar un vuelo. Esta es la cruel realidad que estamos viviendo”, sentenció.

Dejá tu comentario