Alte Brown | Oñativia | Rafael Calzada |

Hospital Oñativia: Investigan una muerte en un confuso hecho

El hecho ocurrió el pasado martes en el nosocomio de Rafael Calzada. La familia denuncia un posible caso de mala praxis. Investigan la causa de su muerte.

El Hospital Oñativia se convirtió en el escenario de un confuso episodio en el que un hombre terminó muerto. El suceso ocurrió el pasado lunes en el establecimiento de Rafael Calzada y la familia del fallecido denunció un posible caso de mala praxis.

Todo comenzó el domingo 12 de julio cuando un hombre de 54 años identificado como Darío Moreyra ingresó al nosocomio y quedó internado. "Me dijo que se sentía descompuesto, se levantaba y se mareaba, se acalambraban los brazos y piernas y se agitaba, así que lo llevé al hospital", contó Yoel, hijo del hombre fallecido, a El Diario Sur.

Según explicó, los médicos le tomaron la temperatura a su padre y pese a que no tenía, decidieron hacerle el hisopado preventivo de coronavirus. Allí fue cuando Darío tuvo un supuesto ataque de pánico: "estaba en la silla de ruedas y no lo podíamos calmar", dijo su hijo. Luego habrían descartado que padezca del virus.

Tras calmarlo los médicos le hicieron un electrocardiograma y determinaron que sufría problemas cardíacos. "Estuvo internado y el lunes me dijeron que tenía problemas del corazón, que estaba agitado y que lo estaban estabilizando. Le iban a hacer estudios para que vaya a la casa y siga un tratamiento", relató Yoel.

De acuerdo a la versión de la familia, el día martes cerca del mediodía los hijos de Moreyra se acercaron al Oñativia a recibir el nuevo parte y se encontraron con la peor noticia: su padre había fallecido. Según los médicos la muerte se dio a las 8 de la mañana, y la familia denunció que "no nos llamaron para avisarnos".

La familia quiso saber la causa de la muerte e identificar el cuerpo, motivo por el cual hablaron con las autoridades del nosocomio. " El medico nos explicó que le agarró un paro cardíaco, que lo quisieron reanimar y no pudieron hacer nada. Y nos dijo que tuvo un ataque de nervios el lunes a la noche y le pusieron un calmante", contó Yoel.

Sin embargo, con el correr de las horas salieron a la luz imágenes y videos que comenzaron a preocupar a la familia de Darío: "El martes a la tarde vimos una publicación que le mandaron a mi cuñado de mi papá esposado en la vereda del hospital y un video de él queriéndose ir. Nos enteramos por Facebook".

La versión policial, a la que tuvo acceso El Diario Sur, dice que efectivos que se encontraban de servicio en el Hospital Oñativia dieron cuenta de un "masculino agresivo en la guardia médica con la intención de retirarse", quien "llegó a golpear de puño a efectivos destruyendo las instalaciones". Según consta en el parte hubo destrozos de vidrios en puertas y ventanas en el establecimiento de Rafael Calzada, y que una esquirla alcanzó al ojo izquierdo de una mujer policía que sufrió una herida.

Tras conocer estas imágenes la familia volvió a hacerse presente en el nosocomio para pedir más explicaciones sobre la muerte del hombre: "Cuando vimos el cuerpo estaba en la misma pose que se lo ve esposado, con una gasa en el cuello y sangre en el ojo. Según nos dijeron conocidos de la policía lo quisieron calmar y se pasaron de sedantes", denunció Yoel.

El caso fue denunciado en la Comisaría 5° de Rafael Calzada. Interviene la Unidad Funcional de Instrucción N° 8 de los Tribunales de Lomas de Zamora que busca determinar la causa de la muerte.

Dejá tu comentario