Canning |

A Saint Thomas Sur se le escapó en el último minuto y Fincas de San Vicente salió campeón

Ambos planteles disputaron esta tarde la final del Torneo Clausura y, cuando el local pensó que había ganado, un penal en el tiempo de adición cambió la historia por completo.

Los planteles Senior de Saint Thomas Sur Verde y Fincas de San Vicente disputaron una final histórica esta tarde, perteneciente al Torneo Clausura. El local había conseguido un importante gol en la segunda mitad y mantuvo la ventaja hasta el tiempo de adición, pero su rival siguió presionando, tuvo un penal a su favor, empató y luego sentenció otra vez desde los 11 metros. 

Desde la primera mitad ambos equipos dejaron todo sobre el césped, porque querían cerrar el año con un nuevo título entre sus palmares. Si bien el descanso llegó sin goles, hubo mucha acción durante los 45 minutos, donde ambos elaboraron jugadas peligrosas que no terminaron en tantos gracias al excelente trabajo de los arqueros. 

Cuando la pelota volvió a rodar, el empate en el marcador generó incomodidad y aparecieron las primeras infracciones. Muchas de ellas terminaron en discusiones y la primera decisión polémica tomada por el árbitro fue sacarles una roja directa a dos hombres. Alexis Maslowki de Fincas y Javier Audubert de Saint Thomas fueron los expulsados. Minutos más tarde, el local Hernan Madaria también vio la roja. 

En medio del clima tenso, el delantero de Saint Thomas Sur Mariano Campodónico recibió un pase dentro del área, apuntó bien y marcó un gol clave para encontrar el camino hacia la victoria. Desde Fincas estaban enojados, porque reclamaban un empujón previo al disparo, pero el juez no tuvo dudas al respecto.

Con este resultado, se cumplieron los 80 minutos de juego y desde la terna adicionaron otros cinco. Las esperanzas es lo último que se pierde y el conjunto visitante lo tuvo muy en claro, por eso, siguieron presionando en ataque y eso desencadenó una fuerte infracción de Gabriel Sapio dentro de su propia área que, no solo provocó un penal, sino que también se fue expulsado. Saint Thomas se quedó con ocho jugadores.

Tras un buen remate de Pablo Retamozo, Fincas logró la igualdad necesaria para evitar ser eliminados e ingresar a una nueva ronda de penales. Los locales estaban furiosos con el árbitro y reclamaron un exceso de tiempo en los minutos de adición, pero el duelo estaba terminado y solo había una forma de definirlo. 

Saint Thomas respiró cuando el primer jugador de Fincas erró su disparo desde los once metros y pudo festejar una importante seguidilla de goles después. Pero los últimos dos remates fueron detenidos por el arquero visitante, que finalmente se reunió con sus compañeros para celebrar la dura victoria. 

Dejá tu comentario