Canning |

A tres semanas de suspender el fútbol, los árbitros de Canning atraviesan problemas económicos

Frente al avance del coronavirus en el país todas las actividades se vieron interrumpidas a mediados de marzo y aún se desconoce cuándo serán retomadas, por eso, ellos buscan otra alternativa para tener ingresos.

La llegada del coronavirus a Argentina generó grandes inconvenientes de salud y también obligó a modificar muchas rutinas laborales que hasta el momento no lograron volver a la normalidad. Los árbitros de Canning, quienes acostumbraban a trabajar en cuatro partidos por semana, atraviesan un periodo complicado por el cese de actividades. 

"Todos estamos atravesando un mal momento por el hecho de no poder dirigir. Esta actividad nos ayudaba mucho económicamente. Sin embargo, ahora importa superar esta pandemia para poder terminar la cuarentena en poco tiempo", aseguró el árbitro Javier Galeano. 

Si bien muchos integrantes de la terna tienen otros trabajos en simultáneo, el cual actualmente les garantiza "un ingreso de lo más mínimo", hay quienes que no llevan esta doble actividad en su vida, por lo tanto, dependen del fútbol para poder afrontar la totalidad de sus gastos.

Desde el 13 de marzo todas las actividades deportivas están suspendidas en la ciudad para evitar nuevos casos de COVID-19 en el país y este panorama se mantendrá al menos hasta el 13 de abril, fecha en la cual se podría finalizar la cuarentena. 

"Desconocemos cuándo volverá todo a la normalidad, pero una vez que se pueda regresar a jugar, tampoco sabemos cuál será la organización. Quizás haya que realizar una segunda pretemporada porque estamos parados desde hace mucho tiempo", concluyó Galeano.

 

Dejá tu comentario