Canning | Echeverría | fútbol | club

Esteban Echeverría: un club de barrio reinventó sus actividades en cuarentena

Los coordinadores del club de Esteban Echeverría adataron sus formas de entrenamiento para seguir ligados a la formación de los niños del fútbol infantil.

La Sociedad Española, desde hace varias décadas ha trabajado y apuntado a fortalecer el sector infantojuvenil para que cada vez más chicos se puedan sumar a la competencia del fútbol. De este modo, con el paso del tiempo incorporó varias categorías que van desde la 2007 hasta la 2013 en lo que sería competición oficial en la Liga de Esteban de Echeverría y la escuelita de fútbol, nucleando dentro del club a más de 150 chicos en total.

Sin embargo, como les ocurrió a distintos clubes de barrio y sociedades de fomento, padecieron el “freno de mano” que significó la implementación de la cuarentena. Por consiguiente, luego de los primeros tiempos de incertidumbre general, buscaron alternativas para poder seguir ligados a los chicos de las categorías infantiles.

“Debido a esta situación que estamos atravesando y que se va extendiendo aún más, en conjunto con el cuerpo técnico y la comisión directiva se decidió poder iniciar las clases vía zoom. Si bien los contenidos son un poco más básicos a los que trabajamos en el campo, lo que buscamos es interactuar, tener un feedback con los chicos y los padres; y obvio que ellos, dentro de los recursos tecnológicos, puedan entrenar desde casa”, contó Braian Iramain, miembro del cuerpo técnico.

El vecino de Esteban Echeverría, continuó y resaltó la aceptación general que tuvo la adaptación a la nueva plataforma digital: “La semana pasada arrancamos con el grupo de competencia, nos dividimos en 2 turnos, 2006/2007/2008/2009 y 2010/2011/2012/2013. La convocatoria fue muy buena, tuvimos más de 40 chicos entre un turno y otro”. “Los niños asimilan rápido las indicaciones y ejecutan los trabajos con mucha facilidad, esto se debe a la estructura que venimos teniendo hace años, gracias a la conducta y el entendimiento facilita mucho realizar la clase y también se optimizan los tiempos”, agregó el formador de jugadores infantiles.

Los entrenamientos son desarrollados dos veces por semana y como toda práctica deportiva lleva su preparación específica. “El entrenamiento de fútbol lo dividimos en 2 partes, un inicio donde desarrollamos la entrada en calor, con o sin pelota, generalmente de movilidad articular, pequeños trabajos de coordinación, fuerza y velocidad. Después una segunda parte donde nos enfocamos de lleno en trabajar sobre la técnica de cada jugador, a través de trabajos de conducción, pase y recepción mediante un “frontón”, y sus gestos técnicos”, explicó el hombre de 31 años.

Si bien, como todo proyecto tiene sus complicaciones al principio, a través de la comisión directiva del club de Esteban Echeverría y su estructura, lograron llevar adelante la iniciativa, ya que por medio un delegado encargado de cada categoría, se les transmite los mensajes a los padres, quienes desempeñan un papel muy grande. Porque son los que acompañan, ayudan o lo asisten en la clase en el caso de los niños de las categorías más chicas.

Sin embargo, pese a que pudieron encontarle la vuelta para seguir en contacto y hacer ejercicio con los chicos, son conscientes del contexto de la cuarentena. “Deberíamos esperar la vuelta de los chicos al colegio en Esteban Echeverría, que sería primordial. A partir de ahí surgirán las actividades de ocio individuales y de grandes grupos como es el fútbol”, anticipó el formador y completó: “Sería una utopía pensar en la vuelta del fútbol dentro de poco. Dudo que se vuelva a nivel profesional enseguida, pero cuando ocurra seguramente iniciarán el futbol juvenil e infantil respectivamente con las medidas de cuidado necesarias”.

El presente del club de Esteban Echeverría previo a la pandemia del coronavirus

“Antes de esta pandemia veníamos trabajando muy bien, jugamos 2 partidos de fútbol del torneo de verano, donde los resultados generales fueron positivos. Toda esta situación nos desconcertó, por eso tratamos de buscarle la manera para poder retomar con los entrenamientos”, mencionó Braian Irimain al tiempo que añadió con claro entusiasmo reflejado en su voz: “Hoy si bien contamos con un 50% de la cantidad de chicos, éste es el comienzo, esperamos que vayan sumándose más, tanto de escuelita como de competencia. Nuestro objetivo es brindarles las herramientas para que puedan disfrutar desde su espacio, al menos hasta que pase esta pandemia y podamos reencontrarnos en el club”. “Antes de esta pandemia veníamos trabajando muy bien, jugamos 2 partidos del torneo de verano, donde los resultados generales fueron positivos. Toda esta situación nos desconcertó, por eso tratamos de buscarle la manera para poder retomar con los entrenamientos”, mencionó Braian Irimain al tiempo que añadió con claro entusiasmo reflejado en su voz: “Hoy si bien contamos con un 50% de la cantidad de chicos, éste es el comienzo, esperamos que vayan sumándose más, tanto de escuelita como de competencia. Nuestro objetivo es brindarles las herramientas para que puedan disfrutar desde su espacio, al menos hasta que pase esta pandemia y podamos reencontrarnos en el club”.

Dejá tu comentario