Canning |

El surfer de Canning fue detenido con prisión domiciliaria en Pinamar

Fue escoltado hasta un domicilio en Flores, pero nunca bajó de su camioneta y manejó hasta el balneario turístico de Ostende para refugiarse en la casa de su madre.

Tras una denuncia realizada por los vecinos de Pinamar que encontraron la camioneta del surfer de Canning que no respetó la cuarentena, el juez a cargo decidió detenerlo bajo el régimen de prisión domiciliaria. El operativo policial aún continua frente a la casa de su madre, donde él permanece resguardado. 

El 8 de marzo se fue de vacaciones con su "novia canadiense" al sur de Brasil  y hace dos días, frente al avance del coronavirus, decidió emprender la vuelta hacia la Argentina en solitario. "Entró al país por Paso de los Libres, fue demorado en la Panamericana y luego siguió su viaje hasta mi casa. Ingresó a Pinamar por la rotonda principal esta madrugada y ahora está en cuarentena", aseguró la mujer hace instantes.

La camioneta del vecino de Canning, que viajó hasta Pinamar

En la zona de la ciudad costera se hizo presente el jefe de la comisaría primera, quien ahora también está acompañado por efectivos de la Policía Federal y personal del Grupo GAD. La cuadra fue completamente cerrada y, en los últimos instantes, se sumaron profesionales de la salud. 

"La casa de Flores no está habitable, por eso, pasó a retirar dos bolsos por Echeverría del Lago y viajó hasta Ostende, donde vive su madre. Él no se escapó", destacó su padre, en diálogo exclusivo con El Diario Sur.

Dejá tu comentario