Canning

Nuevo rumbo en la causa del menor herido por un perro

Tras evaluar los daños que padece el niño y la responsabilidad de la dueña del animal, la justicia determinó que la caratula adquiera un nuevo rótulo: “lesiones gravísimas por dolo eventual”. Por ese motivo, la propietaria del can podría afrontar una mayor sentencia.
martes, 18 de noviembre de 2014 · 09:51

Meses atrás, un niño de seis años jugaba en el parque del country "Campos los Rosales” en Canning. Un perro se abalanzó sobre él y lo mordió. El pequeño sufrió graves heridas por lo que debió ser trasladado a un sanatorio para recibir atención médica especializada. El animal que lo atacó pertenecía a una vecina del lugar. La causa fue caratulada como "lesiones culposas” pero, tras una serie de investigaciones, recibió una nueva denominación: "lesiones gravísimas con dolo eventual”. La situación de la propietaria del animal es aún más compleja.

El menor fue atacado en distintas partes de la espalda, el torso, los glúteos, la cara, los ojos e incluso le arrancó el cuero cabelludo. Por eso, estuvo internado en el Sanatorio Mitre hasta que fue dado de alto y volvió a su hogar. Sin embargo, los daños que le produjo el animal son de carácter permanente.

La justicia investigó a la propietaria y el accionar de la mascota para determinar si había atacado a otras personas anteriormente. También evaluó el estado de salud del niño para saber con exactitud los perjuicios ocasionados por el ataque del perro. Tras analizar la información obtenida, cambiaron la caratula de "lesiones culposas” a "lesiones gravísimas con dolo eventual”.

"El dolo eventual es un grado de responsabilidad porque significa que se podía prever el resultado”, explicó el ayudante fiscal Luciano Escobar. En este caso, "la dueña estaba advertida de esta situación e hizo caso omiso”.

"El nene tiene parálisis facial. El médico forense ya lo revisó y son lesiones gravísimas. Le generó un daño importante. Ese contexto complicó la situación legal de la propietaria del animal”, agregó.

Tras conocerse las dos cuestiones que permitieron el cambio de caratula, la propietaria deberá responder por daños de mayor envergadura. En base a eso, podría recibir una sentencia de mayor envergadura.

"En las lesiones culposas, las penas son inferiores. La mayoría son excarcelables”, expresó Escobar. Pero, la nueva caratula implica un cambio. "Hasta podría caber una pena de prisión efectiva”, concluyó.

 

 

 

 

Comentarios

Otras Noticias