ADCC FÚTBOL

Un santo que bate récords: Tricampeón

El barrio de Ruta 58 obtuvo los títulos en Primera, Junior y Senior, en lo que corresponde al Torneo Clausura. Un año inolvidable que vale la pena recordar.
lunes, 22 de diciembre de 2014 · 09:55
En lo que respecta al fútbol, el 2014 será un año para recordar en Saint Thomas. Es que teniendo en cuenta las campañas realizadas por las categorías mayores en esta temporada, el balance es positivo por donde se lo mire. 
Cuando inició el Torneo Apertura, ninguno de los integrantes de los tres planteles que militan en el fútbol de la Asociación Deportiva Country Canning (ADCC) habría imaginado que finalizar el año de esta manera. Durante el primer semestre, las tres categorías habían gambeteado el título: finalizaron en la segunda ubicación. Pero como todo esfuerzo tiene recompensa, el Torneo Clausura trajo buenas vibras y los vientos volaron con mejores direcciones. Por esa razón, el premio correspondiente a Primera, Junior y Senior quedaron en el mismo barrio.  
Ante un hecho histórico de esta magnitud, es momento de hacer una pausa para atribuir las principales características que permitieron a Saint Thomas obtener los tres títulos sin ningún tipo de discusión. 
El camino fue duro y, al día de hoy, necesario de recordar. 
PRIMERA. Inició su camino por el torneo Apertura con el pie derecho tras vencer a Solar del Bosque Blanco por 2 a 0. A lo largo del campeonato, cosechó 33 unidades en 16 partidos con diez victorias, tres empates e igual cantidad de derrotas. Si bien finalizó en la segunda posición, el campeón con dos fechas de anticipación fue Solar del Bosque Azul.  
En lo que corresponde al Clausura, tuvo un paso mucho más firme y sólo perdió en una ocasión durante la fase regular –ante Barrio Parque Melazzi-. Para llegar al título debió disputar once encuentros, marcó 32 tantos y recibió 10 en contra.
Cabe destacar que esta es la primera temporada de Saint Thomas en esta categoría y en los dos campeonatos disputados durante este año obtuvo importantes ubicaciones. 
JUNIOR. El plantel +28 estuvo cerca de concretar el título en la primera parte del año, donde quedó a sólo un punto. En esa ocasión, Fincas de San Vicente llegó al partido decisivo ante Campos de Echeverría con 26 unidades. Con un empate le daba aire a Saint Thomas, pero logró una victoria que puso punto final a la ilusión. 
Tras haber quedado en la puerta, la segunda parte del año la afrontó en busca de revancha. En la Zona 2, finalizó en la primera ubicación con 15 unidades. Por esa razón, accedió de forma directa a los cuartos de final. En esa instancia, venció a Don Joaquín por 8 a 1; más tarde -en la semifinal- eliminó por penales a Fincas de San Vicente por 4 a 2 -tras un peleado empate en uno-. 
Por último, en una vibrante final triunfó ante El Lauquén por 4 a 3 y consiguió el título que seis meses atrás había gambeteado. 
Finalizó con nueve partidos disputados, con ocho victorias y una sola derrota. En lo que corresponde a los tantos anotados fueron 25, mientras que recibió ocho goles. 
SENIOR.  El debut en el primer torneo del año lo hizo ante quien sería su verdugo para definir el campeonato. En lo que corresponde a la apertura del certamen, cayó por 3 a 1 ante El Rocío. Con el correr de los encuentros, logró recomponer su imagen y llegó a la etapa final con la misma cantidad de unidades que el barrio de Sargento Cabral. Por esa razón, ambos obligaron a estirar la definición a un partido desempate: en tiempo reglamentario, finalizó empatado en uno y durante la serie de penales fue 8 a 7 en favor de El Rocío. 
En lo que corresponde al Clausura,  sobre siete encuentros disputados en la Zona 2 obtuvo un total de 18 puntos. En consecuencia, disputó la fase de octavos de final ante Solar del Bosque, los cuartos ante La Deseada, mientras que en la semifinal dejó en el camino a Los Naranjos. 
Por último, en el encuentro final venció a Lagos de Canning –quien había sido el mejor de su zona- por 2 a 1. 
En este segundo semestre, disputó un total de once encuentros donde sólo perdió en una ocasión, ante Lagos por 2 a 1 por la fase de grupos. Además, cosechó un total de 36 goles a favor y diez en contra.
De esta manera, hubo revancha. A diferencia de la primera parte del año, donde abrió y cerró su participación ante El Rocío perdiendo en las dos ocasiones, en el Clausura sólo perdió un encuentro ante Lagos pero logró una victoria ante el mismo barrio que significó la obtención del título. 

Comentarios