MENORES - ADCC

La Escuela de River se suma a la ADCC

Bajo la dirección deportiva de Alejandro Manolio y Verónica Vieria, la Escuela de Fútbol del Club Atlético River Plate suma su equipo a la competencia de Menores de la Asociación Deportiva.
martes, 25 de agosto de 2015 · 04:42

Desde Marzo de este año, en el predio del Club Portugués de Canning, la institución que acaba de alzarse con la Copa Libertadores de América tiene en funcionamiento una Escuela de Fútbol para niños y jóvenes desde los cinco hasta los dieciocho años. Tras descartarse la idea original, que era que la Escuela funcionase en el predio que el Club posee en Ezeiza, fue en Canning donde se instaló un pedacito de La Banda. La Escuela funciona como un lugar de fútbol recreativo, pero también persigue como objetivo el complementarse con las inferiores de Núñez y en un futuro, servir de semillero para River Plate. La dirección, tanto deportiva como institucional del proyecto, se encuentra en las manos de Alejandro Manolio, destacado entrenador de la zona de Esteban Echeverría.

A principios del corriente año, Manolio declaraba a El Diario Sur que "en principio este año va a ser un año de formación. River quiere que formemos los equipos en julio o agosto empezar a hacer amistosos sin entrar en ninguna competencia. La idea será entrar el próximo año en la Liga Argentina en la que están muchos clubes de primera división donde hay chicos que capaz no tienen lugar en AFA.” Esos amistosos a los que se refería, finalmente no serán tales, sino que se enmarcaran dentro de la actividad de las categorías de Menores de la Asociación Deportiva Country Canning, sumando un condimento especial a la competencia de los más chiquitos.

La Escuela, en principio, sumaría un equipo por División, a partir de la 5ta. Consultado respecto a cómo influirá la presencia de un equipo que de alguna manera sirve como antesala para el fútbol profesional en una liga infantil enteramente recreativa, Miguel Elía, Director Deportivo de la ADCC considera que "la escuela de River, finalmente, termina siendo una escuela de fútbol recreativo; así que en ese sentido, la competencia va a ser totalmente lícita y para. A la Escuela están asistiendo chicos de muchas zonas del partido, pero principalmente se trata de chicos que viven en alguno de los barrios de Canning, pero que en su barrio no tienen el equipo completo como para presentarse en su categoría, entonces River aparece como alternativa.”

Tanto Alejandro Manolio como Miguel Elía, coinciden en que la experiencia será mutuamente beneficiosa. "Para los barrios, va a hacer más interesante el torneo al sumar un nuevo equipo, en el que también participan vecinos de Canning, y lo cierto es que cuantos más equipos podamos sumar, más se enriquece la experiencia tanto desde lo deportivo como desde lo social. – Explica Elía -. Y para la Escuela de River, estamos convencidos de que participar en los torneos de la Asociación les va a sumar el aspecto competitivo que les estaba faltando en el semestre pasado. "

"Nuestro objetivo final es tratar de llegar a hacer con Menores lo que se pudo hacer con los equipos de los grandes. Generar competencias sólidas, con una buena cantidad de equipos, que resulten interesantes al afiliado y que para el chico sean enriquecedoras. En ese sentido, sumar a River es un paso lógico. Sabemos la calidad de gente que trabaja allí, tanto Alejandro Manolio, Martín Suarez, Verónica Veira; son toda gente muy profesional y que entiende esta actividad de la misma manera que nosotros. Se entiende el aspecto estrictamente deportivo, se mantiene y se estímula; pero sobre todo al trabajar con chicos, entendemos que es una actividad en parte recreativa y en pate formativa, entonces tratamos de poner un foco muy fuerte sobre la pedagogía, y es desde ese lado que nos parece positivo integrar a este equipo de la Escuela River. Sabemos cómo trabajan, y compartimos los mismos objetivos”

Finalmente, consultado acerca de la posibilidad de que nuevos equipos se sumen también a la competencia en lo que resta del año, Elía es optimista, si bien aún no hay otras incorporaciones confirmadas. "Las puertas están abiertas, y este segundo semestre lo arrancamos con muchísima expectativa” continúa Elía. "Hemos estado en contacto con gente del Club Temperley, del Club Cañuelas; invitamos también a todos los barrios de Canning que aún están en formación a que se acerquen, por más de que no tengan la tira completa de cateogrías, que se sumen en las que puedan y apartir de allí se construya. Creemos que esta es la forma de enriquecer a la actividad deportiva y al objetivo último que perseguimos, que es la integración vecinal”.

Comentarios