SENIORS ADCC

Se despierta Echeverría del Lago

De visitante, el equipo de Boulevard Dupuy vapuleó a El Lauquen, ganándole 4 a 1, para sumar su primera victoria en el torneo. El Lauquen todavía no pudo ganar en lo que va del Clausura.
domingo, 13 de septiembre de 2015 · 00:00

La mala fortuna en el armado del fixture parece ser, tras el partido del Sábado, el principal motivo por el cual Echeverría del Lago no está más arriba en la tabla y pudo este fin de semana recién celebrar su primera victoria. Los de Dupuy debieron enfrentar en las dos primeras fechas a Santa Rita – tercero en el Apertura, le ganó 2-0 – y a San Eliseo – último campeón, lo goleó 6-1 -, rivales durísimos que hicieron que el arranque del equipo no sumara puntos. Sin embargo, contra El Lauquen se desquitó. Lo superó en todas las líneas y se llevó un tres puntos valiosísimos para empezar a despegar, y una goleada necesaria para lavarle la cara al team.

Desde el arranque, la visita se mostró superior, más ofensiva y con mayores ambiciones. Abrió el marcador Osvaldo Domínguez, y tras el empate transitorio de Gonzalo Sánchez, nuevamente Dominguez y Leonardo Juárez encargaron dos gritos más para irse al descanso con un 3-1 irrefutable. Echeverría del Lago fue contundente, propuso más que su rival y el triunfo era justo.

En la segunda mitad, el local quiso pararse con la pelota más cerca del arco de Marcelo López. Sin embargo, el buen trabajo de los defensores Zapata y Esquerdo pudo controlar el ímpetu local, sumado a la férrea marca que Leandro Estanga le impuso a Alejandro Rodríguez, impidiendo que cause peligro sobre el tándem derecho de Echeverría del Lago. Las mejores chances de descontar vinieron de remates aislados, en dos ocasiones de los pies Pablo Travaglio – una se fue besando el travesaño – y, ya sobre los minutos finales, un potente remate de Nicolas Maffoni.

Con el local volcado en una ofensiva frustrada, Echeverría se replegó y espero el contragolpe inevitable que le permitiese liquidar el partido. Llegó a los treinta minutos, materializado en los pies de Javier Ledesma, quien definió con absoluta tranquilidad, picándola ante la salida de Orlando Castro. Ledesma cerró una goleada futbolísticamente inapelable. Los diez minutos finales, Echeverría del Lago no fue más que un espectador privilegiado de las distintas formas en las que la impotencia y la frustración se apoderaban de El Lauquen, que sigue sin poder sumar de a tres y a excepción que ocurra un cambio radical – de los que el fútbol sabe…- se despide temprano de su ilusión de campeonar.

Comentarios