FUTBOL ADCC

La Selección no pudo con San Eliseo Junior

En la noche del Miércoles, el Seleccionado de ADCC se enfrentó a los Juniors de San Eliseo, y a pesar de hacer un buen partido, cayó por 1-0 frente a uno de los mejores equipos de la categoría.
viernes, 04 de septiembre de 2015 · 11:06

Todos los últimos entrenadores de la Selección Nacional, desde el Tata Martino, Sabella, Maradona con su particular estilo, Pekerman y hasta Passarella, tuvieron una frase que en más de una ocasión durante su mandato se han visto obligados a repetir. "Nos falta armarnos como equipo, tenemos pocos entrenamientos juntos”, haciendo referencia a la dificultad de concertar entrenamientos entre jugadores de distinta liga, la mayoría de ellos con calendario europeo y sueldos millonarios que los atan a sus clubes. Y sin tiempo de trabajo en conjunto, el aspecto colectivo del funcionamiento futbolístico es el primero que sufre. Se forman equipos que son estrellas inconexas.

Salvando las distancias, por supuesto, algo de eso podría epxlicar la recienta caída de la Selección Junior de la Asociación Deportiva Country Canning. El equipo – entrenado por el Director Deportivo de la ADCC, Miguel Elía – reúne los mejores valores de la categoría +30 de Canning y busca consolidarse como un espacio de integración entre los equipos de distintos countries, y también como una escuadra representativa de la ciudad. Para este año, se han concertado ya amistosos y torneos frente a equipos de distintas ciudades del país.

Vale aclarar que Elía no es un seleccionador, es un entrenador. Es cada Country el que elige de entre sus propietarios a dos representantes para que vistan la camiseta de la Selección, bajo la premisa de que el objetivo principal de fundar un Seleccionado apunta tanto a la competencia deportiva como a ocupar una posición integradora, que ayude a conocerse mejor entre sí a los vecinos de cada barrio. Implica un cambio de paradigma; aquel que en el fin de semana es un rival, en la Selección es un compañero.

Pero si bien el rol social de la Selección es claro, y por supuesto valioso, él sólo título de "Selección” le confiere cierta responsabilidad deportiva extra. No es lo mismo jugar –en o en contra de- la Selección, cualquier selección, como en el propio club. Y en ese aspecto es que el equipo todavía adeuda algo.

En la noche del Miércoles, en cancha de San Eliseo, se vio un partido parejo, equilibrado, en el que muchas veces pareció chocar la indiscutible calidad individual frente a la solidez del trabajo organizado, y – hay que decirlo – una suerte de motivación especial que hizo que del lado del local todos parecieran dar un poquito más. La línea de cuatro del fondo de San Eliseo en ningún momento se desordenó, los laterales hicieron un muy buen trabajo de presión y entre ambos centrales lograron anular durante buena parte del primer tiempo a los dos hombres de punta que paró Elía, Franco Scalzo y Miguel Milone.

Con San Eliseo fuerte en el mediocampo y los delanteros desconectados del resto del equipo, Scalzo se vio obligado a retroceder y Milone quedó demasiado solo tratando de ejercer presión sobre la salida del local, que en tanto iba acercándose cada vez con mayor confianza al arco defendido por Leo Giargiulo.

A los 19 minutos de la primera mitad, llegó el primer y único tanto de la noche. Pablo Marchesín, hábil mediocampista ofensivo, aprovechó una mala salida del fondo del Seleccionado y convirtió de media distancia, dejando descolocado al portero. El gol desnudó una de las principales falencias futbolísticas de la Selección, que es parte de su condición de tal. Cuanto menos tiempo de trabajo tengan juntos los jugadores de un equipo, más difícil se hace conseguir una buena coordinación en los movimientos colectivos. Si bien en el hombre a hombre la defensa se mostró sólida, en las salidas y en el retroceso desde posición ofensiva fue donde más sufrió. La saludable decisión de salir jugando le agregó un desafío extra, y San Eliseo – un equipo mucho más armado, y con un buen trabajo de presión colectiva – supo aprovechar aquellas debilidades.

En la segunda mitad, se vio lo mejor de la Selección. Ariel Arias, talentoso volante de Malibú, dejó la posición de doble cinco en la que había empezado y se adelantó unos metros, tomando posición de enganche y mejorando el flujo del balón hacia los pies de Miguel Milone, el ágil delantero de Saint Thomas que es la carta de gol de este Seleccionado. Con el correr del complemento, se engrasaron los engranajes del juego colectivo de los dirigidos por Miguel Elía, y al buen trabajo de la delantera se sumó una mayor proyección ofensiva de parte de los laterales. La pelota se movía cada vez más cerca del arco de San Eliseo, defendido por Diego Valdez.


Sin embargo, no alcanzó. La más clara la tuvo Arias a los 30’, pero la pelota se fue despejada por un defensor local cuando besaba la línea de gol. Inclusive, pudo haber estirado la diferencia San Eliseo en más de un contragolpe, ya que con el rival más adelante en la cancha, hubo más espacio para los movimientos de Álvaro Pino y Carlos Leiva, dos muy buenos jugadores que también están en la carpeta del "Turco” Miguel Elía para formar parte de la Selección.

Fue derrota por uno a cero, pero finalmente, una experiencia positiva. La Selección se prepara para viajar a Cariló a cumplir con aquel torneo pactado para el pasado Julio y que debió suspenderse por las malas condiciones climáticas. El nivel mostrado, sobre todo en el segundo tiempo, deja ver una Selección que se fortalece futbolísticamente a la vez que afirma los lazos sociales que son su principal objetivo.

Comentarios