AUTOMOVILISMO

La primera final del TC fue para Canning

Leonel Pernía, piloto del equipo Las Toscas Racing, ganó de punta a punta en Viedma, por la primera final del año de Turismo Carretera. El “Tanito” arranca el campeonato en lo más alto.
jueves, 25 de febrero de 2016 · 11:22

El piloto oriundo de Tandil y residente de Canning, Leonel Pernía, prolongó ayer su feliz inicio de 2016 al imponerse de punta a punta en la primera final de la temporada de Turismo Carretera, disputada en el autódromo de la patagónica ciudad de Viedma.

El "Tanito”, a bordo del Chevrolet de Las Toscas Racing, venía de ganar de principio a fin en la apertura del campeonato de la Clase 3 de Turismo Nacional en La Plata el pasado domingo. En la pasada fecha, largó en punta en la capital rionegrina y se quedó con un triunfo consistentee e inapelable.
Ni siquiera las tres neutralizaciones que sufrió la competencia en las primeras 15 vueltas pusieron en peligro la cuarta victoria en 103 finales de Pernía, quien se escapó en cada relanzamiento y mostró la gran contundencia del motor de su unidad, en un fin de semana donde las fallas en los impulsores fueron moneda corriente y perjudicaron a al menos una decena de pilotos.

Lamentablemente, también lo sufrió el compañero de Pernía en la escudería de Canning, Las Toscas Racing. El rionegrino José Manuel Urcera, poleman de la clasificación, se quedó sin carrera tras un inconveniente en el motor de su Chevrolet, lo que le permitió al tandilense adjudicarse sin obstáculos la primera batería, la más rápida de la mañana de ayer.

A su lado en la final debía largar el actual campeón, el entrerriano Omar Martínez –Ford-, pero un recargo por falsa largada en la batería que ganó en pista, y que finalmente quedó en poder de Norberto Fontana -Torino-, lo privó de encabezar el pelotón.

El arrecifeño ex Fórmula Uno, entonces, se presentó como el principal rival de Pernía en las primeras 13 vueltas, aunque en ningún momento logró poner en aprietos al piloto de Canning. Finalmente, en el giro número catorce, entró en trompo y quedó fuera de competencia al ser embestido por Mauro Giallombardo cuando intentaba volver a la pista.

La posición de escolta la heredó el balcarceño Santiago Mangoni, quien en duelo de unidades Torino le había arrebatado esa ubicación momentos antes de aquella maniobra al quilmeño Esteban Gini, quien llegó tercero pero después fue excluido por la verificación técnica. En los últimos diez giros, Pernía, sabedor de las cualidades de su vehículo, reguló el andar de su Chevrolet y se encaminó hacia un triunfo tan merecido como incuestionable.

"Este segundo triunfo consecutivo me da mucha alegría. No es fácil ganar dos fines de semana consecutivos en dos categorías, por más que uno trabaje y trabaje. Pasa de vez en cuando”, afirmó Pernía momentos después de ver la bandera de cuadros. "Y cuando uno parece a punto de conseguirlo, en las últimas vueltas lo más difícil no es manejar, sino mantener la concentración, porque uno se acuerda de todos y eso te distrae", agrega el corredor de 40 años, que se calzó el casco tras abandonar el fútbol profesional a los 30, y hoy es una de las figuras principales del automovilismo nacional.

El piloto y vecino de Saint Thomas, hijo del recordado futbolista Vicente Leonel Pernía, obtuvo en Viedma su cuarto triunfo en una final, quedando a uno de igualar la marca de su padre; quien también se volcó a los fierros tras colgar los botines.
Mangoni, en la segunda colocación, y Altuna en el último escalón, completaron el podio de una competencia en la que Martínez dio espectáculo en el segundo pelotón al avanzar desde la decimocuarta posición inicial hasta el quinto lugar final.

La próxima competencia de TC, segunda de la temporada, se disputará el 6 de marzo en el autódromo "Parque Provincia de Neuquén”.

Comentarios