COUNTRIES

El Campeón sigue a lo suyo

Saint Thomas Sur vapuleó 5-0 a Los Rosales en condición de visitante por la sexta fecha del torneo, en un partido prácticamente perfecto y, de esta forma, continúa en lo más alto de la tabla.
lunes, 25 de abril de 2016 · 08:30
Luego de cuatro semanas sin fútbol, la Primera División de ADCC retomó las actividades en la tarde del sábado. El escenario, tras la leve llovizna que cayó durante los minutos previos al pitazo inicial, se presentaba ideal para el juego rápido, con toques de primera, pases largos precisos y tiros de afuera, para aprovechar la velocidad del campo.
 
Los primeros instantes del encuentro fueron favorables a los locales. Desde los pies de su número 10, Blas Zumarraga, se hacían de la posesión para luego buscar con pelotas en cortada a su compañero de ataque, Agustín D’odorico, quien con su velocidad y buen control de pelota generó la primera jugada de peligro: se metió en el área desde la derecha, desbordó y fue volteado por el capitán rival, Nicolás Angelini, pero el árbitro obvió la situación, el juego siguió y la visita se acomodó. La zaga central –Angelini, Olivieri-, le encontró la vuelta al 9 rival, comenzó a tomarlo mejor y pudo darle la tranquilidad necesaria al equipo para que pueda desarrollar su juego. 
Con el punta bajo la marca de los dos lungos defensores, Saint Thomas empezó a tomar las riendas del partido desde los botines de sus dos mediocampistas centrales: Mariano Pernia y Matías Alvez, quienes leyeron el trámite del encuentro a la perfección, y con pelotazos largos explotaban los espacios libres que quedaban a las espaldas de la última línea rosa. De esa manera llegó la apertura del marcador. Alvez arrancó desde mitad de cancha con una buena personal en la derecha, intentó cambiarla de frente y, tras un rechace a medias de Iván Eldestein, la pelota le quedó a Pernía que no perdonó: bombazo cruzado desde la medialuna del área y 1-0 para Saint Thomas. 
 
A partir de ese momento todo fue desconcierto en el local. Aún sorprendidos por el gol tempranero, no juntaron líneas dejando huecos aún más grandes entre defensa y mediocampo, y el arquero rival, Marcos Weber supo sacarle el jugo. Con un salida desde el fondo precisa, le metió una bocha bárbara a Nicolás Cersosimo, que la peleó, desbordó por derecha y saco un centro al primer palo que llegó a anticipar Pernía para ampliar la ventaja. Saint Thomas se ponía 2-0 y lastimaba cada vez que iba hasta el fondo, mientras que Los Rosales no generaban ocasiones, más que con pelotas paradas ejecutadas por Zumarraga. 
 
El 3-0 llegó con la fórmula aplicada a lo largo de toda la primera etapa por parte de la visita: recuperación en mitad de cancha del lateral Santiago Staimbag, toque rápido para Alvez, magnífica pared con Pernía de primera a las espaldas de los centrales, y definición certera al primer palo de Matías, que nada pudo hacer para tapar Martín Ilkow.
 
Final de la primera mitad con amplia diferencia para Saint Thomas y un local completamente desorientado y perdido en la cancha. 
 
Con el resultado a favor, los visitantes arrancaron el segundo tiempo algo más replegados, cubriendo bien los espacios y con claras intenciones de salir de contra para terminar de liquidar el pleito. Los Rosales, con más ganas que fútbol, intentaron emparejar el trámite, pero no pudieron encontrarle la vuelta ni romper la sólida defensa rival. Zumarraga, lo mejor del local, intentó retrasarse un poco en el campo para jugar con la cancha de frente, pero se perdió entre la asfixiante marca de Pernía-Alvez y ya no pudo manejar los hilos de su equipo.
 
El 4-0 llegaría luego de una desatención del fondo rosa: saca un lateral Emiliano Maloberti, se duerme Agustín Cano y como una flecha aparece Pernía para robar, desbordar por la banda izquierda, y con un pase sutil al medio, dejar sólo a Federico Contarino, quien nada más tuvo que empujarla hacia la red.
 
Para ese momento el local, ya completamente perdido y desesperado por la goleada que estaban recibiendo, quemó las naves, dejó a tres en el fondo e intentó ir en búsqueda del tanto del honor. Pero no sólo no pudieron conseguirlo, sino que, por los espacios libres que dejaban en el fondo, Nahuel Pérez cometió un penal y desató la polémica. Con el ánimo ya algo caldeado, el arquero del Saint Thomas decidió ejecutar la pena máxima y luego de convertir (y tras la lluvia de insultos recibidos por parte de todo el plantel local, que lo consideraba una cargada), realizó algunos gestos de más que le valieron la expulsión.
 
Luego de la roja, poco lugar quedó para el fútbol. El partido entró en una meseta y no hubo tiempo más que para un intento de mitad de cancha de Pernía que Ilkow descolgó del ángulo.
 
De esta manera Saint Thomas suma 3 puntos importantes para continuar en lo más alto de la tabla y demostrar que este año dará pelea, mientras que Los Rosales no lograr levantar cabeza ni sumar su primera victoria en este Apertura 2016.  

Comentarios