COUNTRIES

En defensa o en ataque, el Vikingo te deja su marca

Adrián Morauski además de jugar en las divisiones mayores de Saint Thomas, es dueño de un negocio que produce y distribuye materiales para tatuajes a nivel mundial.
miércoles, 18 de mayo de 2016 · 12:27

De gran estatura y porte físico, el delantero y defensor de las categorías Seniors y Master de Saint Thomas, es dueño hace 16 años de una empresa dedicada a la elaboración y distribución de material para tatuajes en Argentina, Europa y Estados Unidos. "Am Tattoo Supplies” y "Viking Ink”, surgieron gracias a que "se me da muy bien todo lo que tenga que ver con las ventas, y como soy fanático de los tatuajes decidí encarar para ese sector”.

Al revés de lo que muchos hombres sueñan de chicos, Adrián nunca tuvo el deseo de ser futbolista, ya que "no tengo las condiciones, ni las ganas para dedicarme al deporte”. No fue a probarse a ningún club cuando joven, ni jugó en equipos de barrio "porque viajaba mucho y no tenía tiempo”, aunque en la actualidad disfruta de entrenarse y salir a la cancha para divertirse con sus amigos.

Polifuncional, puede desempeñarse como central o como delantero, según en la categoría que le toque jugar. Fanático de Boca, tiene como referente en defensa al colombiano Jorge Bermúdez "porque siempre fue impasable, para todos”, y arriba a Martín Palermo que "a pesar de ser un poco duro, era una fiera y metió 360 goles en su carrera”.
Por su imponente físico, su corte de cabello y los tatuajes en su cuerpo, se ganó un mote particular entre sus amigos, que lo llaman así dentro de la cancha: "No me comparan con ningún jugador, me dicen el ‘Vikingo’, porque soy incomparable”.

Comentarios