COUNTRIES

Don Joaquín ganó y continúa acercándose a lo más alto

El equipo Seniors de Don Joaquín derrotó a Tiempos de Canning por 3-1 en su cancha, por la séptima fecha del torneo, en un duelo clave para no perderle pisada al pelotón de arriba.
lunes, 02 de mayo de 2016 · 11:00
Tras el agónico empate logrado en la jornada anterior, Don Joaquín encaró este fin de semana apenas tres puntos por debajo de los punteros, por lo que debía ganar o ganar si no quería alejarse del grupo de punteros. Tiempos de Canning, por su lado, venía de sumar su primer punto tras empatar 2-2 con La Alameda y buscaba salir del fondo de la tabla.

En el inicio la visita proponía y dominaba el trámite desde los pies de los mediocampistas Germán Pawluk y Pablo Abrodos, que recuperaban sobre la mitad del campo y abrían el juego para la subida de los laterales Leonel Rey y Guillermo Casos que aprovechaban los espacios que dejaban los volantes externos rivales, Martín Liberatto y Gerardo Rivero. De esa manera se dio la primera de peligro para Tiempos, una escalada por la banda derecha hasta el fondo de Rey que jugó la pared con Pawluk, llegó hasta el área y definió al primer palo, provocando una buena tapada de Martín Soria. 

Don Joaquín, por su lado, buscaba hacerse fuerte y lastimar por el sector derecho del campo de juego juntando y triangulando entre el 10, Rivero, el lateral Fernando Forconi y el punta Javier Pérez Plada, que intentaban explotar el hueco que se generaba con las subidas de Casos. Por ese andarivel llegó también la primera chance para los locales: Gustavo Pola recibió la pelota en mitad de cancha, encaró desde la derecha hacia el centro y, como nadie salió a taparlo, sacó el tiro, que exigió la correcta respuesta de Juan Carlos Cruz en el arco.

La fórmula para los locales, al igual que el fin de semana pasado, parecía estar en los pies de Pérez Plada y Rivero, que siempre por la franja derecha encontraban bien los espacios para encarar y probar con remates de afuera (uno de los fuertes del equipo). El 10 fue quien más hizo revolcar al arquero rival durante la primera parte con dos fuertes zapatazos desde la medialuna del área, pero sin poder vulnerarlo.

Tiempos de Canning seguía intentando también por el sector derecho de su ataque, haciéndole el dos contra uno al lateral rival Juan Pablo Martínez y llegando hasta el fondo para sacar el centro. Así se crearon las dos jugadas más peligrosas para los de blanco: primero una personal de Pawluk que dejó a dos hombres en el camino y habilitó a Leonardo Tur, que con tiempo y espacio encaró a Soria, intentó definir al primer poste y la pelota dio en la parte externa de la red; y la segunda fue un buen centro de Rey para Tur que, sin marca, cabeceó y la pelota se fue besando el segundo palo.

La falta de puntería y de precisión eran protagonistas en la tarde de sábado. El 0-0 le caía bien al trámite del encuentro, ya que si bien ambos conjuntos tenían intenciones de buen juego y prolijo, fallaban en los metros finales y no podían modificar el marcador en toda la primera parte.

En el segundo tiempo, sin embargo, la cosa sería totalmente diferente. Antes de los diez minutos llegaría la primera emoción del partido desde los botines de Daniel Baczewski. Gustavo Beleni filtró  un pase por arriba a Leonardo Tur, que le ganó la espalda a Antonio Lo Russo, definió por encima de Soria, la pelota dio en el travesaño y le quedó a Pawluk que la metió al medio para la entrada de Baczewski, quien definió fuerte y abajo para decretar el 1-0.

Don Joaquín sintió el golpe del gol en contra, pero en vez de desorientarse y desesperarse, manejó la situación con frialdad, y fue en búsqueda del empate con la misma idea de juego con la que había comenzado el encuentro: juego asociado, toques cortos y desbordes por afuera. 

La recompensa no tardaría en llegar, ya que apenas un puñado de minutos más tarde Gerardo Rivero empezó a encarar en la derecha desde la mitad de la cancha, eludió a dos rivales, llegó hasta el fondo y sacó el centro para Pérez Plada que llegó libre por el medio del área y definió fuerte y cruzado, venciendo la resistencia de Cruz. 
Con el partido 1-1 los locales fueron por todo para conseguir el tanto que les de la ventaja aprovechando el sacudón y desconcierto de Tiempos de Canning tras el rápido empate. La fórmula era la misma: explotar la banda derecha juntando a Rivero, Pérez Plada y Diego Salto. Éste último sería protagonista en el 2-1, ya que mediante una buena apilada suya por el costado y posterior pase al medio, el 9 la controló de espaldas y con una media vuelta brillante convirtió el gol que les daba la victoria parcial.

Ya con el resultado a favor, Don Joaquín comenzó a tener más espacios por el lógico adelantamiento de su rival en el campo, pero las imprecisiones empezaron a aparecer nuevamente. Tres contragolpes claros fueron desperdiciados por el local antes de poder sentenciar el partido. 

El 3-1 final fue obra de Gerardo Rivero, quien se encontró con la pelota muerta en el medio del área tras un lateral de Leonel Maidana, la controló ante la mirada pasiva de los defensores rivales, y definió fuerte y al medio, ante la floja reacción del arquero. 

Luego del tanto final, no hubo tiempo para más y el árbitro Ezequiel Rodríguez decidió dar el pitazo final, desatando el festejo de los locales que hicieron bien los deberes para no perderle pisada al pelotón de arriba, y la tristeza de la visita que aún no logra sumar de a tres en este 2016. 

Comentarios