COUNTRIES

Chocaron los candidatos y Malibú golpeó más fuerte

Por la fecha 10 del Apertura 2016, Malibú derrotó a Saint Thomas Sur por 3-1 en condición de visitante, lo pasó en la tabla de posiciones y quedó como único líder.
lunes, 23 de mayo de 2016 · 14:27

El domingo por la mañana se enfrentaron dos de los principales contendientes al título del torneo de este año. Saint Thomas Sur, que a pesar de ser puntero venía de caer frente a Santa Rita, y Malibú, su perseguidor más inmediato que también había perdido el fin de semana anterior contra Fincas de San Vicente. El gran espectáculo futbolístico que se avecinaba, borró la neblina matutina de un golpe, cuando la pelota comenzó a rodar.

Los visitantes arrancaron la primera mitad mucho mejor parados en el campo, con la tenencia de balón en los pies de su tridente de mediocampistas compuesto por Mariano Audisio, Alejandro Bertra y Ariel Arias, que manejaban los hilos de los suyos. El sector izquierdo del ataque era el elegido por Malibú para lastimar a sus rivales, con Arias y Audisio volcándose por ahí e intentando filtrar el pase para Oscar Roco, quien constantemente trazaba la diagonal hacia adentro para aprovechar los desacoples de la defensa de Saint Thomas. Sin embargo, las imprecisiones en el último toque no le permitieron vulnerar el arco defendido por Marcos Weber, y en el fútbol, si uno no mete las chances que genera…

A los de casa les bastó con una sola para abrir la cuenta y desarmar todo lo que Malibú había construido con paciencia y buen juego. Un pase largo preciso de Weber desde el arco que Juan Zárate bajó, aguantó y cedió al medio para la llegada de Ezequiel Lapasset que se acomodó y probó de zurda antes de pisar la medialuna, Raul Aquino contuvo a medias y en el rebote la capturó Horacio Petus y sin dudarlo sacó un derechazo fortísimo casi sin ángulo que se le metió en el primer palo al uno rival. Saint Thomas se ponía 1-0 casi sin proponérselo y mantenía el liderazgo del torneo.

Para colmo, Malibú pudo marcar el 1-1 antes del cierre de la primera mitad tras un centro exquisito desde la izquierda de Arias, para la llegada por atrás de Marco Allegre, que con un frentazo bárbaro se la cambió de palo a Weber, pero el línea increíblemente levantó la bandera y el juez sancionó offside.

Comenzando los 40’ finales, Saint Thomas decidió replegarse un poco sobre el fondo y buscar a los puntas Zárate y Sebastián Aset mediante pelotazos, para que éstos la aguanten y cedan a los volantes externos Gastón Almozni y Adrián Menuto. Poco pudieron hacer ante la firmeza y fiereza de Ignacio Alegre, Adrián Batistelli, Maximiliano El Bitar y Eugenio Valcarce, que clausuraron el fondo de Malibú para tranquilidad de sus compañeros.

Gracias a la seguridad de la última línea, la visita pudo volver a encontrar su juego con la tenencia de pelota bajo la suela de Arias y Audisio, pero el factor clave para la remontada fue sin dudas Oscar Roco, con sus incansables e incesantes piques por izquierda. Tal es así, que fue el número 20 quien se encargó de convertir por duplicado para dar vuelta el resultado.

El primero llegó tras un pase desde atrás de mitad de cancha de Audisio para el delantero Pablo Beltrán que alcanzó a peinarla ante la marca de Federico Olivieri, y habilitó a Roco que llegó como un rayo por la franja izquierda y entrando al área metió un zurdazo seco al segundo palo para inflar la red. El segundo, apenas minutos después de haber llegado al empate, fue aprovechando una mala salida de Weber, que intentó cortar un tiro libre de Arias al punto penal, pero llegó a destiempo y el 20 sólo tuvo que poner la cabeza para desatar la alegría de los suyos.

Saint Thomas en un abrir y cerrar de ojos no solo perdía la ventaja en el marcador, sino que también la punta del campeonato, por lo que decidió nuevamente adelantar sus líneas y ejercer una presión unos metros más arriba, para recuperar rápido y llegar al empate.

Lo más peligroso, sin embargo, lo producía mediante la pelota parada gracias a las buenas ejecuciones de Nicolás Lapasset, aunque en la mejor ocasión que llegó a concretar, el línea (que en el primer tiempo ya se había equivocado), levantó su banderín y el juez anuló la jugada. La misma había llegado luego de un córner al centro del área enviado por Lapasset, una salida en falso de Aquino que provocó que la pelota quede boyando en el área chica y Juan Zárate la meta adentro, cuando dos defensores estaban custodiando los palos del arco de Malibú. Otra vez de manera inentendible, el lineman acusaba un fuera de juego inexistente, e impedía un gol que debía haberse cobrado claramente.

Luego de eso los locales fueron a fondo en búsqueda del empate, por lo que se descuidaron mucho atrás, quedaron muy expuestos y sus rivales supieron aprovecharlo. Raúl Aquino generó un contragolpe con una rápida salida del fondo buscando a Roco por la izquierda, éste la aguantó, se perfiló, encaró a Diego Elía, le ganó y sacó el centro para Fermín Bulacio, quien con una volea bárbara se la metió cruzada a Marcos Weber, que apenas llegó a rozarla.

Con el 3-1 ya consumado, poco ocurrió en el encuentro, ya que Malibú se replegó de manera impecable y Saint Thomas no supo por dónde vulnerarlo. Pitazo final y desahogó para los visitantes, que no sólo se llevan tres puntos de oro ante uno de los rivales más difíciles de la categoría, sino que además lo superaron en puntos y se establecen como los nuevos líderes de este torneo.

 

 

Comentarios