COUNTRIES

#ElTrabajoDeLaSemana | Un volante externo al que nunca se le pierden los papeles

Ezequiel Rodríguez trabaja en el sector administrativo de la fábrica de maples de huevos 'MolEze', hace ya 2 años. A su vez, está realizando el curso de director técnico y es delegado de Don Joaquín.
jueves, 02 de junio de 2016 · 11:18

El mediocampista por izquierda de Juniors es empleado administrativo en la fábrica de maples de huevos "MolEze”, en el Parque Industrial de Canning. "Arranqué en el mundo laboral trabajando en un supermercado, después fui a un bingo, hasta que entré como administrativo en el aeropuerto. Desde ese día me dediqué a la parte de papeles, sueldos y demás hasta que se me dio la posibilidad en MolEze hace ya 2 años”, cuenta Ezequiel, quien a la par de su empleo se encuentra realizando el curso de director técnico en All Boys.

Cuando chico intentó dedicarse a ser futbolista profesional, pero "por algunas lesiones duras y un poco de mala suerte que me jugaron en contra, no tuve la chance”. Su ilusión comenzó a gestarse cuando se probó en Ferrocarril Oeste y quedó, atravesando por varias categorías, aunque por cuestiones del destino, no pudo hacer de la pelota su profesión.

Dentro de la cancha se ubica como volante por izquierda, y se define como "un jugador con buena técnica, que trata siempre de llegar por sorpresa y tener chances de gol. Convertir es algo que siempre tengo en la cabeza, porque no hay sensación más linda que la de ver la pelota sacudiendo la red”. Es un apasionado del deporte y gran admirador de Zinedine Zidane, Pablo Aimar, Enzo Francescoli y Juan Román Riquelme, porque "siempre tuve una devoción especial por los jugadores de buen pie”.

Debido a su buen control de balón y su fetiche por los lujos, cuenta que, a modo de broma, sus compañeros lo cargan bastante: "me gastan diciéndome que soy el Bichi Borghi, porque de vez en cuando tiro alguna que otra rabona”.

Comentarios