CANNING

Pasión por las carreras: Padre e hijo de Canning terminaron primeros el mismo día y celebraron en familia

A pesar de competir en dos disciplinas distintas y en diferentes puntos de la provincia, los integrantes de la familia Rudolf se reencontraron en su casa, con dos copas doradas de por medio.
jueves, 17 de octubre de 2019 · 13:24

Dos corredores experimentados de Canning alcanzaron el éxito este último fin de semana y regresaron a su casa con una copa dorada bajo el brazo, pero además de la felicidad por subirse al podio luego de tanto esfuerzo, se agrega que los ganadores comparten la pasión en familia porque son padre e hijo. 

Hugo Rudolf hace dos años que compite en Turismo Internacional con su BMW, pero hasta el momento solo había conseguido una medalla de bronce. Tras su excelente desempeño en las rondas de clasificación donde logró quedar en segundo puesto, superó al primero en la carrera final y se consagró campeón de la fecha. 

El hijo de Hugo, Federico Rudolf, tiene una larga trayectoria en torneos de cuatriciclos y su participación en el Enduro de Monte Hermoso, uno de los más importantes del año, coincidió con la carrera de su padre. Si bien había casi 700 kilómetros entre ambas pistas, el joven se enteró antes de competir que su padre había ganado, por lo tanto, eso lo motivó aún más y terminó alzando la copa del primer puesto. 

"El fin de semana arrancó con un problema porque ambos corríamos el mismo día y no pudimos presenciar la carrera del otro. Yo siempre lo acompaño a Fede en cada fecha y el también me apoya en el lugar cuando me toca salir a la pista. Si bien no pudimos estar juntos, logramos resultados increíbles", aseguró el ganador de la novena fecha del Turismo Internacional dentro de la categoría Super. 

El mayor de los Rudolf tiene un nuevo objetivo que se basa en continuar por el mismo camino. Solo le quedan dos fechas por delante a la temporada, pero irá por el mejor premio en ambas junto a sus compañeros de equipo. "Ahora me toca pagar el asado por cábala. Dicen que si no lo compro, no volveré a ganar nunca más una carrera, así que no pienso arriesgarme", aseguró Hugo entre risas. 

Por otro lado, Federico está atravesando su mejor momento deportivo porque compitió en la novena edición del Enduro de Monte Hermoso dentro de la categoría Senior y, al igual que su padre, terminó la prueba antes que todos sus rivales. Su desempeño excelente, lo dejó posicionado en el noveno lugar de la tabla general, integrada por 150 pilotos. 

Durante el año también fue protagonista en el campeonato Arena Series, por eso, cuando finalice el receso volverá a prender su cuatriciclo en la ciudad de Villa Gesell para competir en la gran final del 24 de noviembre. En el caso de ganarla, se consagrará como único campeón e ingresaría de inmediato al reducido grupo de la categoría Profesional. 

Hugo y Federico tienen un gran camino por delante, pero su apoyo mutuo e incondicional frente a cada desafío les permite obtener resultados como estos para celebrarlos en familia.

Comentarios