CANNING

Grilli Basketball salió campeón de la MaxiLiga del Conurbano

El plantel tuvo un desempeño excelente durante esta primera mitad del año y este nuevo título es una recompensa a todo el esfuerzo realizado. Ahora van por más en el Torneo Provincial.
viernes, 09 de agosto de 2019 · 11:45

Grilli Basketball salió campeón del Torneo Apertura dentro de la MaxiLiga del Conurbano luego de vencer a Tristán Suárez en la gran final por 74-55. Este es un logro enorme para todo el plantel dado que el partido estuvo muy peleado hasta el último segundo y los jugadores no podían cometer errores. 

Además de ganarle a una institución tan importante, su camino hasta el título también fue un gran mérito. Durante las semifinales, tuvieron que medirse frente al Club Atlético Temperley en condición de visitante. A pesar de la gran presión de jugar frente a los fanáticos del club, el conjunto de Canning supo vencer con calidad. 

En esta última ronda los ganadores fueron locales, pero la tensión generada desde fuera de la cancha se mantuvo ya que hinchas de ambos conjuntos se reunieron para alentar con todas sus fuerzas a los protagonistas. 

A medida que fueron pasando los minutos, la diferencia de puntos entre ambos no era muy grande, por eso, cada entrenador se concentró en adaptar el plan de juego para intentar ganar. 

“Se vio que fuimos superiores abajo del tablero y por eso ellos se cerraban todo el tiempo. Teníamos que abrir el juego con tiros de media distancia. Estábamos muy estáticos. Se notó que era un partido decisivo”, aseguró el jugador del Grilli Basketball, Daniel Sequeira. 

El último cuarto fue el punto clave del encuentro, ya que el equipo local sorprendió con una gran serie de contraataques exitosos que les permitió obtener una buena cantidad de puntos en pocos segundos. Esto desestabilizó a Tristán Suárez, que intentó revertir la situación pero se quedó sin tiempo para evitar la derrota. 

“Se dedicaron a hacer un par de fouls como para cortar el reloj, pero no consiguieron nada con eso”, agregó Sequeira. 

A pesar de los roces comunes que se producen en un duelo de estas características, no se produjo ningún inconveniente entre los deportistas y cada uno se pudo saludar cuando el reloj marcó el final. 

El campeón ahora tiene nuevos desafíos por delante, dado que competirá en torneos donde participan una mayor cantidad de clubes y la dificultad es superior. Solo les queda seguir entrenando duro para festejar otra vez a fin de año. 

Comentarios