CANNING

Canning: ingresaron a robar, destruyeron la casa y escaparon con más de dos mil dólares

La propietaria de la vivienda, ubicada en el distrito de Ezeiza, se topó con la situación cuando volvió de trabajar cerca de la medianoche.
lunes, 11 de noviembre de 2019 · 15:53

Una docente de Canning vivió una situación aterradora el último fin de semana cuando llegó a su casa ubicada en la calle Río Pilcomayo y descubrió que habían ingresado a robar. Además de escaparse con más de dos mil dólares, los intrusos causaron un gran daño material al revolver todas las habitaciones. 

La propietaria ese día había dejado su domicilio cerca de las 7.30 de la mañana y recién volvió a las 23.45, por eso, el lugar había permanecido más de 12 horas vacío. Al ingresar por el portón para vehículos, notó que algo andaba mal al ver la luz del comedor encendida, que había sido apagada por ella antes de retirarse. Finalmente, confirmó sus sospechas cuando abrió la puerta, vio todas sus cosas arrojadas en el piso y salió asustada para alertar al 911.

Una vez que llegaron las autoridades, entraron al lugar para verificar si había alguien en su interior, pero no encontraron a nadie. Además de ver todo revuelto, también se percataron que la puerta trasera estaba abierta y había sido forzada a la altura de la cerradura. 

El procedimiento continuó durante largos minutos, para revisar cada detalle de la casa, donde encontraron un monedero vacío que según la propietaria, lo habría utilizado para guardar todos sus ahorros: dos mil dólares y 18 mil pesos en efectivo. 

Antes de que la policía de Ezeiza se retirara, los vecinos que residen en la propiedad lindera se hicieron presentes en el lugar para avisar que también habían sido víctimas de un robo. Las autoridades tuvieron en cuenta lo mencionado como parte de la investigación para intentar descubrir si se trata de las mismas personas en ambos casos. 

"Además de perder dinero, los daños son muy grandes porque se encargaron de destruir toda la casa. El barrio no está tranquilo porque robos como éstos vienen sucediendo en diferentes casas, todas las semanas", concluyó la docente de Canning que sufrió el hecho delictivo.

Comentarios