CANNING

Rodrigo Eguillor abandonará el penal de Ezeiza porque tiene “trastornos deliroides”

El joven de Canning, que fue detenido en 2018 acusado de abusar sexualmente a una mujer en San Telmo, será trasladado a una clínica privada donde permanecerá en prisión domiciliaria. En octubre se le había negado la salida, pero finalmente su defensa la consiguió.
viernes, 20 de marzo de 2020 · 18:13

Rodrigo Eguillor, el polémico vecino de Canning que lleva un año y cuatro meses detenido porque está acusado de haber abusado sexualmente a una joven de 22 años, a mediados de 2018, en un departamento de San Telmo, dejará el penal de Ezeiza. Los jueces determinaron que tiene “trastornos deliroides”.

Durante los últimos meses, su defensa pidió en reiteradas ocasiones que el detenido abandone el sector PRISMA, para continuar su condena desde una clínica psiquiátrica. Si bien hasta el momento no habían conseguido que su traslado se apruebe, todo cambió en las últimas horas. 

El Tribunal Oral N°10, que lo juzga por "violación, privación ilegítima de la libertad agravada por violencia de género y amenazas" además de los "daños y lesiones leves" que habría provocado hacia la joven en el barrio de capital, finalmente le concedió la excarcelación. Ahora será trasladado a un a clínica privada, donde cumplirá su condena en prisión domiciliaria. 

La pandemia mundial del coronavirus influye en esta situación, dado que muchos detenidos también solicitan un traslado. Si bien el caso de Eguillor habría sido considerado para evitar posibles contagios, el juez a cargo, Alejandro Noceti Achaval no mencionó el COVID-19 en el caso. Él solicitará un informe mensual, además de una pericia nueva en junio.

El contexto sanitario también está acompañado de un análisis reciente que se le realizó al joven de Canning, donde los profesionales certifican que "“presenta signos y síntomas compatibles con un trastorno de la personalidad con componentes deliroides de tipo persecutorios, parcialmente compensado”.

Rodrigo Eguillor, que vivió en el Country Solar del Bosque, adquirió un protagonismo mediático por los comportamientos que tuvo  frente a su causa. Además de la frase "llamen a mi vieja" que pronunció cuando fue demorado en el Aeropuerto de Ezeiza, también mantuvo una conducta muy conflictiva durante su estadía en la cárcel.

Comentarios