CANNING

Colonia de vacaciones interna, una buena opción

Se trata de otra alternativa para que los más chicos disfruten con sus pares, aún sin desprenderse de la calidez del barrio.
viernes, 30 de enero de 2015 · 16:46

Con la llegada del verano y el receso de las actividades que tradicionalmente se realizan a lo largo del año, surgen diferentes alternativas para poder disfrutar y aprovechar de la mejor manera de su tiempo libre. Una vez que tiene lugar la vuelta de las vacaciones, se torna complicado que los niños vuelvan a adaptarse a la rutina diaria, aunque esta aún no será tal, teniendo en cuenta que horas de que los padres vuelvan a sus responsabilidades.

De esa manera, son los más chicos quienes aún sin obligaciones por cumplir tienen tiempo libre para poder disfrutar con el resto de sus pares lo que queda del verano. Para ello no será necesario alejarse de la calidez del hogar y eso será un punto a favor de esta nueva alternativa. Es que para una mayor seguridad y tranquilidad de los padres, las colonias internas de verano tendrán lugar en el propio barrio.

La misma estará a cargo de la organización de una especie de organizadores que brindarán sus servicios a los countries interesados en recibir los mismos. De esta manera, serán ellos los encargados de seleccionar al personal que los acompañe en las diferentes tareas, los cuales serán maestras jardineras y profesores de educación física.
Al igual que en cualquier colonia de vacaciones, existen divisiones de acuerdo al rango etario. Siendo separados en grupos aquellos que tengan de dos a cuatro, otros de cinco a siente y por último los más grandecitos de ocho a doce años. De acuerdo a esas clasificaciones, realizarán diferentes actividades.

En lo que respecta al grupo más chico, dedican su tiempo a los juegos lúdicos, con bloques y demás materiales relacionados como emboque con pelotas o tareas artísticas como collage y dibujos. Además de la opción de juego libre.

El grupo que le sigue, de acuerdo a su edad, ya estará capacitado para dedicar su tiempo en otros juegos que contengan otras reglas como la mancha o el fútbol para los varones. Y los más grandes, realizan prácticamente las mismas. Todos, después terminarán la tarde disfrutando de la pileta y repondrán energías mediante la merienda.
Todos los días, eligen un niño por grupo para ser diferenciado como el de mejor comportamiento, que a su vez servirá como incentivo. En lo que respecta a las actividades semanales, los días viernes se realiza un cierre con una temática diferente en la que trabajan los días anteriores, por ejemplo "Hawaii” donde realizan polleras para dar el atuendo característico del lugar o juegos relacionados con el mismo.

Por último, cabe destacar que el mes culmina con un campamento en el cual los niños podrán disfrutar de forma apasionada en lo que respecta a diferentes misiones, cenarán, después suelen juntarse en un fogón, y demás actividades.

Conociendo las características de esta nueva propuesta, los padres tendrán una nueva alternativa para que los más pequeños de la familia puedan pasar su rato libre en un contexto de juegos y amistad.

Comentarios