Canning

Conflicto en un country por la tenencia de una mascota

Los dueños del animal se mudaron recientemente a “La Horqueta”. Al momento de firmar el contrato, no recibieron ninguna advertencia sobre la prohibición de animales. Ahora, les dicen que tienen que sacar a su mascota.
viernes, 24 de abril de 2015 · 15:09

María Agustina Di Stefano es una vecina que hace poco se mudo al country "La Horqueta” de Canning. Su familia tomó esta decisión como una nueva oportunidad para a vivir en un lugar donde prime la tranquilidad sobre todo porque, en su antigua vivienda, sufrieron un robo. Sin embargo, el primer día no comenzó bien. Al dar el primer paso con la mudanza, se encontraron frente a un improvisto que no había sido planteado en la firma del contrato: no los dejaron ingresar con la "mascota de su familia” –enuncia la propietaria en su cuenta de facebook-, con su perro Roco. A partir de ahí, comenzaron una lucha para recuperar se derecho.

"Ellos venían de sufrir un robo muy violento en la casa donde vivían en lomas de Zamora donde les habían matado a un perro así que en ese momento decidieron mudarse a un barrio privado. Alguien les regaló a Roco de cachorro. La mujer se aferró mucho a Roco, lo criaron como parte de la familia y el día que se mudan, después de conseguir la casa, de hacer todo, les dicen que Roco no puede entrar, que es una raza peligrosa y que había un reglamento interno que lo prohibía”, expresa uno de los abogados abocado al caso, Sergio Moragues, con respecto al origen del incidente.

Agrega que, durante algunos días, los dueños "ven que pueden hacer” con la mascota pero "no encuentran donde ubicarlo”, es decir, alguien de confianza con quien dejarlo. No obstante, "deciden ingresarlo”. Al mismo tiempo, el abogado explica que los familiares buscan la regulación y la estudian. "Es es una restricción al dominio que se tiene que hacer por escritura pública, no se hizo por escritura pública. Se tiene que avisar antes porque imagínate que vos, si te tenes que mudara a un lugar y te dicen ´no podes tener a un miembro de tu familia´ podés tomar la decisión de decir ´bueno, no me mudo ahí´”, explica el especialista.

Destacó que la mascota "no es un perro agresivo, no atacó a nadie jamás” y que es un gran apoyo para la familia. "A raíz de este episodio tan violento y demás –el robo que sufrió la familia en Lomas de Zamora- la dueña de casa tiene ataques de pánico, está en tratamiento, y Roco incluso está certificado por los médicos. Roco es a quien ella se aferra. El mismo psiquiatra aconseja no separarlos”, subrayó Sergio.

Asimismo, manifestó que el animal no está fuera de su vivienda: "Roco vive puertas para adentro, dentro del perímetro, y esta gente teniendo todo el derecho de sacarlo a pasear, para no generar problema, no lo sacan. Vive puertas para adentro, no molesta a nadie. Hay gente que vive a 800 metros de la casa de Roco y quiere que lo saquen”. Cabe recalcar que el perímetro "puede llegar a un metro ochenta”, asegura el Doctor, para remarcar que el perro no tiene una vía de fácil acceso que le permita escaparse.

"Probablemente si ellos no inician juicio, lo iniciemos nosotros para asegurar la certeza de esta posición porque nos parece que es una aberración lo que están haciendo, para nosotros no solamente es un conflicto jurídico sino que es un conflicto desde lo emocional, desde los afectos. Nuestra idea más allá de lo jurídico es defender el derecho que tiene cada persona a tener su propio proyecto de vida”, culminó el abogado Sergio Moragues, quien también desarrolla su profesión en "el Campito Refugio”, asociación que trabaja en defensa de los perros.

 

Comentarios