Sociedad

Terminó la disputa por el perro de “La Horqueta”

Los vecinos del country le exigieron a la familia que no podía vivir con su perro Roco en el barrio privado. Ambas partes contrataron un abogado pero ya llegaron a un acuerdo: no habrá más mediaciones ante la Justicia pero la mascota se irá a vivir a otro lado.
jueves, 11 de junio de 2015 · 16:36

En noviembre del año pasado, la familia Di Stefano se mudó al country "La Horqueta” de Canning, buscando tranquilidad ya que habían sufrido un robo en su antigua propiedad. Sin embargo, no tuvieron un buen comienzo ya que no los dejaron ingresar con su mascota, Roco. Este impedimento no había sido alertado durante la firma del contrato de manera que los dueños desconocían esta cláusula. Los dueños del animal y los vecinos que no quieren que se quede, contrataron un abogado. Pero, el problema ya fue resuelto, ambas partes llegaron a una mediación, no habrá un juicio de por medio pero Roco se irá a vivir a otro lugar.

"Hola a todos. Ante todo quiero agradecerles por la predisposición para ayudarnos en todo momento. Merecen saber lo que va a pasar con Roco, que me tiene muy triste. Roco va a ir a vivir a la casa de sus abuelos”, publicó la dueña de la mascota en la cuenta de Facebook "Quieren expulsar a mi perro”, donde se brindaba información sobre el estado de la situación y se juntaban firmas para que el perro se quede en "La Horqueta”.

"Nos están multando todos los meses, es mucha plata y, a su vez, ir a juicio también era mucho dinero y bueno no podemos afronta esos gastos”, comentó Agustina Di Stefano para explicar por qué decidieron llegar a un acuerdo. Como resolución del problema, aseguró que "se llegó a una mediación donde se acuerda tratar de rebajar un poco lo que vendría a ser los gastos y todas las multas que impusieron y ahí se termina el tema”.

La mascota había sido adoptada como una forma de recomponerse de una situación muy dura. La familia había sufrido un robo que los afectó mucho ya que, además de robarles pertenencias de valor, mataron a su antiguo perro. No obstante, Roco llegó a sus vidas para recomponer esa perdida y comenzó a formar parte del tratamiento terapéutico que estaba haciendo la madre de Agustina porque sufre ataques de pánico. Agustina explicó que tienen que ver "cómo seguirá el tratamiento” y que su mamá tratará de ir a visitarlo seguido al igual que el resto de los integrantes de la familia.

Con respecto a los vecinos, entre los que se encuentran las personas que pidieron que Roco se vaya, Agustina expresó que la relación con ellos es "nula. No me gusta la actitud que se ha tomado, es egoísta, no se dieron otras alternativas, nos multaron, o sea, fue todo bastante complicado”. De todas las personas que viven en La Horqueta, afirmó que se llevan ben con pocas personas: "Tenemos relación con una vecina que se llama Patricia Blanco que nos apoyó todo momento y con nuestra vecina lindera”.

 

 

Comentarios