SOCIEDAD

Cómo afecta la suba de tarifas a los countries y barrios cerrados

A partir del primero de Febrero, rige el nuevo cuadro tarifario para el servicio eléctrico, cuyo aumento refleja la quita de subsidios a la mayor parte de los consumidores. Sin embargo, muchos de esos subsidios ya habían sido retirados a los countries, por lo que el aumento no será tan agresivo.
miércoles, 03 de febrero de 2016 · 17:21

El aumento de las tarifas de la electricidad que rige desde el pasado lunes llevó los montos de la energía eléctrica domicilaria a niveles hasta cinco veces superiores de lo que solía abonarse en Capital Federal y el Gran Buenos Aires. Sin embargo, dentro de los countries y barrios privados, el nuevo régimen tarifario no tendría el mismo impacto, y los montos a abonar a partir de la boleta de Abril sufrirían aumentos  menores a los del resto de los usuarios domiciliarios.

El menor impacto de los aumentos se debe a que, desde Febrero de 2012, un total un estimado de 223.000 usuarios de countries en todo el país dejaron de percibir subsidios en sus cuentas de luz, gas y agua, pasando a abonar prácticamente la tarifa plena. Por aquella quita de subsidios y nuevas tarifas – que también había incluído a los usuarios de Barrio Parque, Puerto Madero, Belgrano-Las Cañitas, parte de Barrio Norte, en la ciudad de Buenos Aires, así como los barrios cerrados y countries de todo el país-, sufrieron un incremento de entre un 150% y 300% más en las boletas de luz. La decisión había sido anunciada cómo parte de la "sintonía fina” en el manejo de la economía durante el segundo mandato de Cristina Fernández, apuntando a optimizar la asignación de subsidios y reduciendo $385,5 millones del gasto público. 

Con el nuevo cuadro tarifario vigente, el monto que terminarán pagando los usuarios domiciliarios fuera de los countries que no estén alcanzados por la tarifa social, podría ser similar o levemente inferior al que abonan aquellos hogares a los que se les retiró el subsidio en 2011. Entonces, esta primera tanda de actualización de los valores de las tarifas eléctricas tendrían un impacto parecido al que tuvo la retirada de subsidios a un espectro menor de usuarios.

Sin embargo, cabe destacar que el aumento por quita de subsidios –es decir, la parte del aumento que los residentes de barrios privados ya abonan desde 2012- corresponde sólo a una parte del costo final de la electricidad, ya que el Estado subsidia la generación de energía, pero no el transporte ni el llamado Valor Agregado de Distribución (VAD). El costo del transporte es prácticamente simbólico, actualmente a $0.007 kWh, pero el precio de la distribución es determinado por cada entidad provincial.

En la provincia de Buenos Aires, - debido a una gestión del ex ministro De Vido, que les condonaba parte de su deuda a cuenta de futuros aumentos -Edesur y Edenor prácticamente no modificaron su VAD en los últimos diez años, a diferencia de lo que ocurrió en otras provincias. El nuevo valor fijado por las distribuidoras eléctricas sí modificará la tarifa, inclusive en aquellos hogares que ya habían sido exceptuados del subsidio a la generación. 

Comentarios