Canning

Sigue la crisis en El Venado: un vecino hace un piquete en el ingreso

Anoche estacionó dos autos en cada una de las puertas de socios y visitas. Los vecinos ingresan por una puerta alternativa. La medida de fuerza seguirá indeterminadamente.
jueves, 31 de marzo de 2016 · 18:26
La crisis institucional en el country El Venado tiene un nuevo episodio. Ahora un vecino harto de reclamos no escuchados lleva a cabo un piquete en la entrada al barrio, detuvo sus dos autos en el ingreso e impide que de esta manera los socios e invitados puedan entrar y salir regularmente. 
"No me dejaron otra opción”, contó a Diario Canning el vecino del lote 13 que lleva a cabo la medida de fuerza. Desde anoche que tiene ambos autos detenidos en el ingreso pero no sólo para hacerse escuchar, sino que además tiene un sentido figurativo el modo de protesta. 
Luego de un significativo aumento de las expensas, que llevó a los vecinos  a levantar la voz para tratar de detener lo que consideraban injusto, ahora se suma este caso particular de un conflicto que parece no tener solución. 
Diego Miguel le explicó a Diario Canning que su problema comenzó con un reclamo hace casi seis meses sobre los tendidos de electricidad. Según aseguró sufrió importantísimas pérdidas después de un incendio en un transformador junto a su casa. "Por suerte no estaban secos los árboles sino se prendía fuego todo”, insistió después de detallar que perdió heladeras, televisores, y "hasta la radio que tenía conectada en la pieza”, ironizó. 
Pero esto no es todo. Diego Miguel se mueve desde el verano con muletas, por un accidente que sufrió en vacaciones familiares, y esto complica más la situación límite que viven en su casa. Según relató, el departamento de mantenimiento del country hizo una canaleta frente a su casa (algo habitual en los countries para drenar el agua) totalmente desmedida. "No puedo dejar los autos en mi casa porque es tremendamente profundo el pozo que hicieron, no hay ningún auto que pueda pasar ese pozo sin romperse, ni siquiera una camioneta”, dijo Diego. 
Explicó que por este motivo estuvo hasta cuatro meses dejando sus autos en una cochera externa, ya que en su casa no los podía dejar por este inconveniente. 
Harto de la falta de respuestas, esta vez tomó la decisión de dejarlos donde nadie pueda hacer la vista gorda. "Le pido disculpas a los vecinos por las molestias, aunque tengo bien claro que hay un ingreso alternativo que es por donde están entrando y saliendo”. Efectivamente, el country El Venado además de la decorosa entrada con la que cuenta, tiene a un costado una entrada para camiones y micros, que es la que están usando en este momento los socios e invitados. 
Diego Miguel asegura que al no tener otro mejor lugar donde dejarlos, quedarán bloqueando el ingreso hasta tener una respuesta por parte de la administración. De hecho, la propia comisión del country llamó a la policía para intentar moverlos, pero los efectivos explicaron que no estaba cometiendo ningún ilícito y que por ende no podían tomar medidas en el asunto. La medida podría seguir hasta el fin de semana cuando las complicaciones crecerían por la cantidad de personas que entran y salen todos los sábados y domingos, incluso equipos o delegaciones invitadas de las competencias habituales de FACCMA, y otras entidades. 
La comisión directiva del country no respondió a los llamados de nuestro medio. Cabe recordar que hace un mes atrás en un confuso episodio que fue luego adjudicado a un supuesto conflicto con el repartidor de diarios, la comisión del country, a través del personal de seguridad, prohibió el ingreso de todos los diarios y revistas  (incluyendo los diarios nacionales ) impidiendo de esta manera la difusión del conflicto en nuestro medio a los vecinos countristas.

Comentarios