LOS ROSALES

Condenan a prisión a la dueña del perro que atacó un niño

La justicia penó con cuatro años y medio de cárcel a la dueña del rottweiler que en agosto de 2014 atacó a un niño en el barrio privado Los Rosales, ocasionándole severas lesiones de las que aún sufre las secuelas.
viernes, 13 de mayo de 2016 · 10:34

El Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 2 de Lomas de Zamora comenzó el pasado jueves el jueves el juicio contra Susana Leonor D’Andrea, vecina del barrio privado Los Rosales y dueña del animal que el pasado 31 de agosto de 2014 atacó a Valentin Cirera, también vecino del barrio, que en ese momento tenía seis años. Tras una semana, se conoció el fallo que sentencia a la dueña del animal a cuatro años y medio de cárcel por las lesiones que el animal le causare a Valentín aquel día fatídico.

Durante su alegato ante el Tribunal, la fiscal del juicio Marcela Dimundo explicó que la propietaria del animal, de 64 años de edad, había sido acusada de ser autora de 'lesiones gravísimas", en base a lo cual pidió cinco años y cuatro meses de prisión. Sin embargo, los letrados querellantes en representación de la familia Cirera, - Fernando Soto y Francisco Parisi-, encuadraron el hecho como "dolo eventual", argumentando que la mujer había sido advertida con anterioridad respecto de la conducta del perro y de los riesgos que implicaba que el animal estuviese suelto en el barrio. Bajo la figura del dolo eventual, los abogados pidieron una condena de siete años de prisión.

La defensa, por su parte, intentó probar que D’Andrea no participó de los hechos investigados y que nunca tuvo problema con el animal. Además, cuestionó los pedidos de la querella,- argumentando la inexistencia del dolo eventual como figura jurídica-, y solicitó al tribunal la nulidad del juicio y el pedido de indagatoria.

Finalmente, el Tribunal consideró culpable a la mujer del delito de lesiones gravísimas, aplicándole una pena de cuatro años y medio. De confirmarse la pena por la Cámara de Casación, la mujer deberá ir a prisión, ya que se trata de un delito no excarcelable.

Según la reconstrucción de los hechos, la mujer se encontraba en su domicilio cuando el nene fue atacado por el perro. Lejos de auxiliar al chico y su familia, aprovechó para irse del lugar. "La conducta posterior, cuando el niño ya estaba lesionado, de no auxiliarlo y aprovechando que la barrera del lugar estaba alta, esperando que la víctima sea trasladada, para salir del barrio y luego no alcanzar los certificados de vacunación del animal, la pone en una posición de garante", explicó Dimundo.
Además, la fiscal solicitó al tribunal que se retenga el pasaporte para que no haya peligro de fuga y que la mujer se abstenga a relacionarse con la víctima y su familia.

El pasado viernes, al emitir su sentencia, el Tribunal tuvo en cuenta que la mujer no había prestado atención a los continuos reclamos de vecinos y personal de seguridad, y que no hizo nada por evitar que el perro se escapara. Además, en el momento del ataque la mujer huyó en su auto y nunca se acercó a la familia. "Como padre, quisiera que le den mil años, pero como ciudadano estoy conforme, hay que mostrar una señal clara de que no se puede tener un perro así”, le dijo a Clarín Javier Cirera, el papá de Valentín.



Comentarios