CANNING

Una profesión que se lleva marcada a fuego en la piel: Feliz día del bombero voluntario

En su fecha oficial, Diario Canning dialogó con Christian Gustavo Tapia, suboficial principal y además encargado del Destacamento de bomberos de Canning, para conocer su historia.
jueves, 02 de junio de 2016 · 11:08

El hombre de 44 años, además de ser empleado de seguridad privada, es uno de los responsables de atender y resolver las emergencias de los vecinos de Canning y El Jagüel. Un muchacho abocado siempre al cuidado y protección de sus pares, cuenta que su sueño de convertirse en bombero nació desde muy joven: "Tenía un tío, a quien yo admiraba y seguía mucho, que se dedicaba a esto y él fue un poco quien me fue presentando este mundo. Igualmente las ganas de empezar con esto, siempre estuvieron presentes en mí, así que creo que de alguna forma u otra, me hubiese ofrecido como voluntario igual”.

Su historia dentro de las filas de bomberos data de hace ya 31 años, momento en el cual "decidí arrancar como cadete en el lugar donde iba mi tío, hasta que después por cuestiones de estudio y de la vida dejé de ir por un tiempo. Ya más de grande, en el año 95, comencé a ir al cuartel de Monte Grande, ahí me fui instruyendo, progresando y hoy en día soy el encargado de Canning y El Jagüel”.

En todo su tiempo de voluntariado, ha atravesado por muchos momentos duros y experiencias difíciles, aunque la que más lo marcó fue cuando tuvo que acudir a su primera emergencia para el destacamento del cual es encargado en la actualidad: "Recuerdo que yo fui conductor del camión, fue un incendio grande acá en la zona y en el operativo falleció una criatura de tres años. Son cosas que quedan grabadas en la mente de uno, por las cuales no quiere volver a pasar nunca”.

Con respecto a los peligros que surgen con las nuevas tecnologías, y la diversidad de emergencias a las cuales tienen que acudir, Tapia afirma que "nosotros estamos capacitándonos constantemente, haciendo cursos, asistiendo a las academias y probando nuevas formas de atacar al fuego. A la vez que los peligros se van desarrollando, también surgen nuevos métodos para combatirlos y prevenirlos. Hay que estar preparado para todo”.

Para cerrar con la charla, Christian quiso dejarle un mensaje a todos sus colegas en su fecha: "Felicitaciones a todos por el trabajo que llevan a cabo día a día, tenemos que seguir dándole todos juntos para adelante y ayudar siempre al que lo necesite. Ser bombero es más que una simple vocación, para ser bombero se nace”.

Comentarios