Martes 23 de Octubre   03:27 hs

22°
Actual
18° Min 21° Máx
Gastronomía

Cinco opciones de bares y restaurantes que marcan tendencia e innovación en Canning

Con la generación millennial como nuevo público a atraer, las apuestas gastronómicas de la ciudad buscan destacarse desde sus productos hasta los detalles en infraestructura.

Cinco opciones de bares y restaurantes que marcan tendencia e innovación en Canning

Canning ha sido el receptáculo en los últimos años de una innumerable cantidad de empresas y franquicias, entre ellas muchas relacionadas a la gastronomía y el entretenimiento, que marcan parte de la identidad de la ciudad.  

Entre los clásicos restaurantes, casas de comida y multinacionales populares hay varios que ofrecen propuestas distintas, con las que buscan (y en la mayoría de los casos consiguen con éxito) atraer a la mayor cantidad de clientes posibles.  

 

Objetivo público millennial  

Los jóvenes marcan tendencia buscando los lugares que además de ofrecer un buen servicio en la comida se destaquen en infraestructura presentando lugares que no solo innoven, sino también que sean confortables. Dos claros ejemplos que cumplen esta regla son Dolas y Muu Lechería. El primero es un emprendimiento local que resultó un éxito dentro del público joven. Chicos y chicas de entre 17 y 28 años son los que más eligen el lugar de comidas, que tiene como plato fuerte una gran variedad de hamburguesas caseras, acompañadas por uno de los últimos booms gastronómicos, la cerveza artesanal. 

Por su parte Muu Lechería también ofrece un espacio único para sus clientes. El lugar está ambientado con el aspecto de la década del 50, siendo un clásico restó americano de época. En la sucursal de Canning concurren sobre todo en la tarde y el mediodía niños y jóvenes que se acercan a la salida del colegio, aunque la promoción de after office atrae a un público de mayor edad una vez llegada la tarde noche.  

 

Fenómeno food truck 

En la ciudad se volvió frecuente ver tanto al costado de la ruta como en eventos sociales dentro y fuera de los countries estos pequeños camiones acondicionados para la venta de comidas y bebidas al público. A pesar de tener un espacio físico mínimo, no se limitan en cuanto a la variedad de productos que pueden llegar a vender. Desde tradicionales cortes de parrilla, pasando por helados, hasta hamburguesas y papas fritas son de los más comunes, pero los más solicitados no dejan de ser los que tienen comidas atípicas a nuestra rutina, como tacos, rolls rellenos o waffles que pueden ser dulces o salados. Además de caracterizarse por vender comida al paso, su fuerte está en las redes sociales, a través de donde buscan llegar en primera instancia al público mostrando sus productos.  

Hoy en día hay un tema clave que recae sobre estos vehículos gourmet, y es la cuestión de habilitaciones y cumplimiento de normas. Los food trucks deben cumplir con normativas urbanísticas, sanitarias, fiscales y de transporte que varían según cada municipio, pero que en definitiva todavía cuesta regularlas. 

 

Otra forma de disfrutar la pizza  

Questa Pizza llegó al Shopping Las Toscas hace poco tiempo y trajo una típica forma de disfrutar la pizza que se ha vuelto común en nuestro país, pero no estaba presente en Canning. La sucursal local no tiene mesas ni sillas propias, solamente cuenta con un mostrador – barra desde donde se realizan los pedidos y se puede comer en sillas altas. La clave de Questa Pizza es que se basan en el estilo de pizza italiana, muy diferente a la norteamericana, y ofrecen pizza al corte para cada cliente. Comer pizza “parado” ya no es una opción ausente dentro de la variedad gastronómica de la ciudad.   

El estilo vintage sigue marcando el pulso 

Una novedad que se presentó a fines del año pasado fue la apuesta de Recoveco, el lugar de reciclado de muebles, que junto a Mano Negra decidieron abrir las puertas al público durante los fines de semana con hamburguesas gourmet y otras ofertas gastronómicas. Cada vez más gente se acerca a este punto de la ciudad para aprovechar una tarde con excelentes platos para degustar, y sobre todo para disfrutar del confortable lugar que ofrece Recoveco, con un clima vintage y de reciclado en el que toda la familia puede pasar un ligero almuerzo de fin de semana.   

Comentarios