Tecnología Canning

Drones ayudan a la construcción en Canning

Con su costo relativamente bajo, son una herramienta eficaz para arquitectos, paisajistas e ingenieros estructurales.
martes, 22 de octubre de 2019 · 11:00

La industria de la construcción ha evolucionado a lo largo del tiempo, puede parecer un futuro de ciencia ficción, pero el futuro esta acá. Los avances en la construcción que antes ocurrían en años, ahora están ocurriendo en meses, con tecnologías que ayudan a coordinar tareas repetitivas y laboriosas a través de sistemas como BIM (Building Information Modeling), drones, realidad virtual, impresión 3D y tecnología portátil aplicadas a la construcción se desarrollan en varias construcciones en Canning

En Canning, los drones trabajaran para construir y obtener información sobre estructuras complejas a través de procesos automatizados. Estos dispositivos voladores escanean el sitio, inspeccionan el trabajo y usan los datos recopilados para predecir y resolver problemas antes de que surjan. La utilidad de estos suele comenzar mucho antes del inicio de la obra, incluso ayudan a los proyectistas a decidir dónde colocar las estructuras o ventanales que produzcan una mejor visión.  

Este sistema es utilizado ya en varios barrios privados y countries de Canning dado que su tecnología permite a las personas observar el trabajo no solo desde los cimientos, sino también en su desarrollo y hasta logran, luego de ver las imágenes durante la construcción, modificar varios aspectos a través de datos preciosos. 

El interés por vehículos aéreos no tripulados (UAV), está ganando popularidad no solo entre el público en general y los consumidores, sino también entre los profesionales que trabajan en la industria de la arquitectura y construcción.  Los drones están ahorrando tiempo y dinero al ofrecer imágenes digitales, mapas y otros archivos que se pueden compartir en cuestión de minutos.

La cuarta Revolución Industrial, de la mano de la robotización y la inteligencia artificial, tiene el potencial de elevar los niveles de ingreso globales y mejorar la calidad de vida de poblaciones enteras. Sin embargo, el descenso de los costos de estas tecnologías ha creado incentivos para que los empleadores sustituyan la mano de obra humana por capital informático, haciendo que fábricas, centros de distribución, tiendas y restaurantes vayan por el camino de la automatización. 

Hoy en día, podemos decir que esta tecnología está implantada ya en muchos ámbitos, aún quedan algunos rincones donde el desconocimiento o el miedo a su implantación, hacen que nos resistamos a salir de la zona de confort que nos proporciona el empleo de procedimientos basados en nuestra experiencia. 

Pese a que la legislación actual no acompaña el óptimo desarrollo de actuales y recientes aplicaciones dada las normativas que las regulen, no es este el único condicionante a tener en cuenta en el uso de esta tecnología. La incorporación de nuevos y cada vez más numerosos sensores, hacen que obtengamos una gran variedad de información de la que antes no se disponía. Se requiere también una gestión de un gran volumen de datos que requiere de potentes equipos, personal especializado y un software capaz de manejar toda esta información.

Comentarios