HOMBRES DE LEY

El futuro de nuestros hijos

Hablamos con la Doctora Paola Ojeda sobre la 'Responsabilidad Parental' o también conocida antiguamente como 'Patria Potestad'
martes, 17 de noviembre de 2015 · 11:04

La " Patria Potestad” es el conjunto de deberes y derechos de los padres en relación con los hijos que no hayan alcanzado la mayoría de edad y que no estén emancipados que tiene por objeto el cuidado, desarrollo y educación integral de los hijos desde su concepción . De manera va a comprender la guarda, representación y la administración de los bienes de los hijos sometidos a ella. Con la reforma del código civil, este concepto se modificó y ya no hablamos de patria potestad sino de "responsabilidad parental” tambien se refiere a los derechos y deberes pero ya no nos referimos a los padres sino que los llamaremos "progenitores " y ya su ejercicio no es desde la concepción. Esto último, se hace para adecuarlo más a nuestra realidad con respecto a las uniones del mismo sexo.

Una de las incorporaciones fundamentales y que antes se hacía referencia hoy es un principio que establece la ley y es el "derecho a ser oído del niño” y a que su opinión sea tenida en cuenta según su edad y grado de madurez. Dicha responsabilidad parental irá disminuyendo con el crecimiento de los chicos.

En cualquier caso, el menor será oído no importa la situación. Otra modificación que se ha hecho con el nuevo có- digo, hace referencia al ejercicio. En caso de que los progenitores sean convivientes, el actual Código Civil dispone que el ejercicio de la responsabilidad parental corresponda a ambos progenitores conjuntamente, presumiendo que los actos realizados por uno de ellos cuenta con el consentimiento del otro, salvo algunos supuestos.

Si son no convivientes, el Código Civil determina que el ejercicio de la Responsabilidad parental puede ejercerlo uno de los progenitores ya sea por acuerdo de ambos o decisión judicial es decir que se va a designar a uno o ambos padres para que tome las decisiones diarias sobre los hijos. En el caso de no estar de acuerdo con las decisiones tomadas, el otro progenitor deberá acudir a la justicia y presentar su oposición será el juez quien deberá destrabar el conflicto de la manera más breve .

En principio, el régimen de los no convivientes es igual que el de los padres convivientes: ambos ejercen la responsabilidad parental y las decisiones que tome  uno se presume que son tomadas con la conformidad del otro progenitor. Se otorga unilateralmente por voluntad de los progenitores o decisión judicial, teniendo en cuenta el interés del hijo.

Otro punto que se incorporó con la reforma es la de los derechos y deberes del "Progenitor Adolescente" en virtud del principio de la capacidad progresiva: reconoce que los padres adolescentes pueden llevar adelante los actos de la vida cotidiana de sus hijos, siendo ellos los protagonistas principales de su crianza pero el código prevé que quienes ejerzan la responsabilidad parental de estos progenitores adolescentes con un hijo a su cuidado pueden oponerse a actos que resulten perjudiciales al niño. el progenitor adolescente deberá contar con el asentimiento de sus propios progenitores cuando se trate de actos importantes en la vida del niño como por ejemplo en caso de adopción intervenciones quirúrgicas etc. en caso de conflicto la decisión la tomará el juez. Esto se aplicará aunque uno de los progenitores sea mayor de edad y el otro no.

Comentarios