ESTEBAN ECHEVERRÍA

En el personaje de la semana, entrevistamos a Arturo Puig

Un actor clásico del teatro, la televisión y el cine. Un profesional siempre considerado de primera línea, presto para la comedia pero capaz de roles en cualquier otro género. Larga y permanente trayectoria, sin duda entre los grandes del espectáculo
sábado, 14 de mayo de 2016 · 11:38

-¿Qué cosas recuerda de su infancia?

-Recuerdo los olores de las comidas que se hacían en mi casa. Si algo me gustaba mucho era el puchero. Mis idas al club Harrods Gatichavez, a nadar a jugar a la pelota paleta o al tenis. En ese lugar transcurrió toda mi infancia y mi juventud.

-¿Era un niño travieso?

-Más bien tranquilo.

-¿Dónde cree que comienza su gusto por la actuación?

-Iba mucho al cine con mi madre, veía por lo menos seis películas por semana. En esa época los cines daban tres películas e íbamos dos veces por semana. Me encantaba el cine. Por otra parte mi padre era empresario de teatro, estaba muy vinculado, iba todo el tiempo a ver obras de teatro, a ver actores y en mi casa se hablaba todo el tiempo de teatro. Siempre estuve vinculado a él.

-¿Cómo fueron sus primeros trabajos?

-Fueron en papeles muy pequeños, prácticamente ni hablaba, decía dos o tres bocadillos hasta que hice una obra que se llamaba "El Tema eran las Rosas” y ahí me dieron el premio como revelación. Ahí empezó una carrera teatral más importante.

-¿Qué cosas recuerda de Grande Pá!, el programa más visto de la televisión argentina?

-Los mejores. Fue cuatro años de un programa que fue histórico en la televisión y la pasé muy bien y que era súper agradable de grabar, nos llevábamos todos muy bien. Mas allá de tener un éxito que todavía nadie lo ha podido superar.

-¿Cuál fue el secreto de ese programa?
-Yo creo que hay programas que nacen angelados, que no tienen una explicación demasiado lógica pese a que se le puede encontrar después. Pensándolo fríamente, era un programa que lo podían ver chicos y grandes, que aglutinaba a la familia, creo que por eso fue un éxito tan grande. Y tenía una trama muy simple, sin demasiadas vueltas, eran problemáticas muy comunes y creo que a la gente le gusta mucho ese tipo de programas.

 

-¿Cómo ve la televisión de hoy?

-La televisión ha cambiado mucho, deseo que haya mucho más trabajo para los actores argentinos, que no se alquilen tantas latas extranjeras. También ha cambiado mucho la manera de grabar, hoy se tarda mucho más en grabar un capitulo, porque si bien la técnica es buena pero es mucho más delicada, entonces se tarda mucho mas y eso ha elevado los costos

 

En teatro, la obra "Nuestras Mujeres” lo reunió con Guillermo Francella y Jorge Marrale. La historia reúne a tres amigos: Pedro (Marrale), Max (Francella) y Tony (Puig). La rutina de las citas de charlas y vino se quiebra una noche en la que Tony llega tarde al encuentro con una noticia que sacude los cimientos de la amistad. A partir de ahí, todo cambiará para ellos y las cosas probablemente no vuelvan a ser como antes.

 

-¿Cómo es la convivencia entre actores?
-Yo creo que facilita, porque ella entiende perfectamente las horas que uno está aquí. Cuando ella trabaja, yo también entiendo lo que pasa.

-¿Pensó en enseñar actuación?
-No, lo estoy pensando porque amigos míos que dan clases me comentan que es muy gratificante. Por ahora es un pensamiento, no sé si lo pondré en marcha.

-¿Qué me puede contar de su experiencia como cantante?

-Fue una experiencia maravillosa, a mi me gustaba mucho cantar y en ese momento se dio la oportunidad de grabar, los discos se vencieron muchísimo. Hice varios shows, me encantaba y me encanta cantar pero ya no me dedico más a eso. Me sirvió mucho para las comedias musicales.

 

-¿Es más difícil hacer teatro o televisión?

-Es diferente, porque en teatro he hecho personajes que no tenían nada que ver conmigo ni con la manera de caminar ni de hablar ni de moverme, como por ejemploCristales Rotos”, de Arthur Miller, oRompiendo códigos, que fue lo último que hice. Lo que pasa es que en teatro tenés tiempo para ensayar o ir buscando de a poquito el personaje. En televisión lo elaborás ahí, sobre todo la tira diaria.

 

-¿En cuál formato se siente más cómodo?

-La verdad en todos me sentí bien, son diferentes pero parecidos. La televisión es un trabajo más en equipo por una cuestión técnica, el teatro es más personal, además está el contacto con el público todas las noches. En el cine tiene otra técnica, es más lento para hacer, son grandes esperas.

 

-Actualmente está dirigiendo dos obras

-Si en este momento estoy dirigiendo "El Quilombero” y "Le Prenon”, y otro como actor en "Nuestras Mujeres”. Yo hace tiempo tenía ganas de dirigir, se dio la oportunidad. Le Prenon es una comedio magnífica se formó un muy buen elenco. Hice Lluvia de Plata, después lo de Susana Giménez.

 

No sólo de televisión vive el hombre: ex alumno del instituto Lavardén, ex discípulo de Agustín Alezzo y de Augusto Fernández, Puig también tiene una carrera hecha en teatro y, en menor medida, en cine.

-¿Siente que tiene cosas pendientes?

-Sí, me gustaría hacer un poco más de cine, con todos estos directores que son tan buenos como Campanella. Me gustaría empezar a ser más cine, espero hacer más cine.

 

-¿Qué cosas disfruta hacer además de actuar?

-Me gusta mucho leer, viajar en cuanto tengo oportunidad hago algún viaje, que me parece que es una manera de distender ver otras costumbres, otro tipo de gente, trato de ver teatro afuera también. En el día a día, tengo una vida común, si hago teatro descanso bastante para estar bien a la noche.

 

-¿En algún momento le ofrecieron un cargo político?

-La verdad no, y tampoco lo hubiese aceptado.

 

-En un momento estuvo prohibido durante la dictadura

-Estuve en las listas de prohibición. Fueron momentos muy difíciles y muy duros, no solamente por todo lo que pasaba sino también el hecho de no poder trabajar era bastante complicado.

 

-¿Consideró irse del país?

-Si en algún momento lo pensé pero después tengo hijos, y preferí quedarme haciendo otras cosas dentro de lo mío.

 

-¿Qué piensa del cambio de gobierno?

-Es un gobierno que recién empieza, hay que darle un poco más de tiempo para que acomode las cosas. Si creo que estos aumentos han sido muy fuertes, muy duros, supongo que tendrán sus motivos para hacerlo, tengo la esperanza de que en un tiempo pueda acomodarse todo.

 

Comentarios