espectaculos |

La conmovedora despedida de Federico Bal para su padre

El actor se despidió de Santiago Bal en sus redes sociales y se presentó al programa de Marcelo Tinelli mientras se llevaba adelante el velatorio.

El actor Santiago Bal murió el pasado lunes a los 83 años tras permanecer internado en el Instituto Médico de Alta Complejidad desde mediados de año. En sus redes sociales, su hijo, Federico, compartió con sus seguidores un emotivo mensaje para despedir al reconocido humorista.

"¡Buen viaje papi! Gracias por darme los mejores 30 años de mi vida. Voy a ocuparme de que sigas vivo en el recuerdo de todo lo que alguna vez hiciste reír", comenzó el mensaje.

Para finalizar agregó: "Esto éramos, siempre riendo y mirando hacia adelante. Te voy a amar toda la vida viejo". El mensaje fue acompañado con una imagen del actor junto a su padre, tomada de "Rumbo al mar", la película que grabaron en 2018 en Mar del Plata.

En la noche del lunes, mientras los restos de su papá, Santiago Bal, eran despedidos por familiares y amigos en la casa funeraria O’Higgins, Fede Bal decidió dejar por un momento el velatorio para presentarse junto a Lourdes Sánchez en la definición del duelo de reggaetón del Bailando 2019, donde finalmente fue salvado por el jurado.

Durante los primeros minutos del programa, el actor explicó por qué razón había decido presentarse esa noche: "‘¿Qué me hubiese dicho él?’. Y él me hubiese dicho: ‘Vos tenés que ir’. Porque el trabajo nos salva. Y no trabajamos en una oficina, trabajamos para que la gente en la casa se ría y se divierta. Mi papá me enseñó eso y muchas cosas más".

“Más que nada, me enseñó a ser feliz. Él siempre decía: ‘No te olvides de ser feliz. Pero no te lo olvides. Tenés que ser siempre feliz. Un día que no sos feliz, es un día perdido’. Y yo acá soy feliz. Entonces, estaba recién en el velorio, lo estábamos velando. Y es un golpe re bajo, pero hay un buen mensaje después de todo esto. Agarré a mis quince amigos que están ahí, se subieron a un par de autos y les dije: 'Vamos al programa. Este es mi trabajo, este es mi lugar. La vida sigue. Porque él quería que yo esté acá. Vamos un rato y volvemos”.

Luego continuó: “Papá se fue como yo querría irme yo: con una sonrisa. Es fuerte lo que voy a contar, pero mamá me dijo: ‘Entrá a verlo’. ‘Pero mamá, ya se fue papá. Ya no es él’. ‘Entrá a verlo’. Entré a verlo y tenía una sonrisa en la cara. La vida es tan linda y la muerte también es linda. Porque si uno no entiende la vida, no puede entender la muerte. Yo amo la vida. Yo me ocupo de vivir todos los días de mi vida y de disfrutar de verdad, de sonreír y de a cada cosita chiquita sacarle la máxima experiencia. Y, cuando llega la muerte, tenés que entender y abrazarla”.

Y luego concluyó: “Se va como un grande, ojalá yo el día de mañana me vaya así. Le hicimos su obra, hicimos su película, lo abracé y dije: 'Viejo, nos encontraremos más adelante. Y que sea feliz, que vaya con Dios”.

Dejá tu comentario