ESPECTÁCULOS

“2015 tiene que ser el año Sin Botones”

El tercer año de la banda local se viene con muchas expectativas. Nuevos discos, nuevos temas, nuevas fechas, siguiendo su estilo definido y único y con la filosofía con la que se gestó: “todo es autogestionado, que es la única manera de estar sin botones”.
viernes, 16 de enero de 2015 · 11:31

Hace ya más de tres años un grupo de amigos se reunían para comenzar un proyecto musical simplemente por amor a la música, sin imaginar la repercusión y movida que llegaron a generar en el rock de la zona sur. Este año están trabajando arduamente en su segundo disco, que saldrá alrededor de mediados de año, y en una amplia agenda de shows.

Ariel Velazquez en la Bateria, Nicolas Frangipane en Voz y Guitarra, Juan Ariel Caceres en la primer Guitarra y Coros, Federico Cabrera en el Bajo, Nicolas Martini con el Saxo, Tenor Ezequiel Sandez con el Saxo Alto y Jonathan Coste en Trompeta integran la parte musical de Sin Botones, que tiene un fuerte apoyo de amigos, colegas y colaboradores tanto arriba como debajo de los escenario.

"Todo esto empezó hace tres años, nuestro primer ensayo fue el 11 de octubre, que fue el día que se unió la banda. La mayoría de ellos estaban en otros proyectos anteriores y justo dio la casualidad que se disolvieron ambos, nosotros ya no conocíamos, nos cruzamos y decidimos hacer algo juntos”, cuenta Nicolás Frangipane. "Fue bastante fácil todo, fluido, no hubo ninguna disparidad, nada, para adelante como ahora”, añade.

El nombre de la banda surgió de una filosofía de vida de sus músicos. "Mucha gente piensa que el nombre es en alusión a la policía, pero no tiene nada que ver. Nosotros llamamos Botones a esas personas que no te quieren dejar ser, que siempre están metiendo el palo en la rueda, la gente que no quiere que te juegues por tus sueños. Uno de nuestros temas se llama ‘¿Por qué ando sin Botones?, porque puedo decir la verdad’ y nuestra verdad es esta, luchar por el sueño que tenemos, que es una banda de rock independiente al 100 por ciento”, explica Ezequiel.

Su estilo es un rock "de barrio” pero con variaciones permitidas al tener una formación no convencional en lo que hace a las bandas de rock. La incorporación de vientos y percusión les permitió experimentar con sonidos tirando al reggae o al candombe, como así también pensar incluir en un futuro algo de violines o un estilo tanguero. "Si bien hay muchas fusiones, es más amplio el panorama no deja de ser rockero, el segundo disco sí va a ser más rockero, más power”, adelantan.

Este año comienzan con muchas propuestas, una de ellas es lanzar un nuevo disco, en el que vienen trabajando meticulosamente hace meses. "Hay un nombre dando vuelta, hay como 20 nombres dando vueltas. Tenemos una lista de 9 o 10 temas que van a ser del segundo disco, después vamos a hacer una selección a ver si van más. Estamos haciendo la producción, con la experiencia que nos dejó el primer disco, con tiempo. Ahora queremos meternos en un estudio, más profesional, organizarlo mejor. También ver el diseño, que es parte de artistas que laburan con la banda”, explicó al respecto Nicolás.

Su metodología de trabajo se basa en la autogestión, que "es la única manera de estar sin botones”, aseguran. Tanto la composición como el arte de tapa, la organización de los eventos, el sonido y demás está costeado y organizado por miembros de la banda y un grupo de amigos, familiares y colaboradores.

"Hacer una banda de bancada independiente siempre cuesta, pero bueno, siempre sale algo del bolsillo de nosotros. Uno lo hace por causalidad, a esta altura en que estamos grandes, lo hacemos por amor. Sin Botones se transformó en algo así para nosotros” aseguran. "Si bien lo encaramos como una banda under no es por el hecho de vamos a tocar con lo que venga y como está. En ese sentido somos muy organizados y al momento de tocar vemos como esta, si no tiene buen sonido llevamos nuestro sonidista”, añade Ezequiel respecto a los principios de la banda.

"Todo es 100 por ciento independiente, a Sin Botones lo banca Sin Botones, tanto en lo económico como en lo musical es todo producción y espalda de Sin Botones. Por eso también se hace difícil dar una fecha exacta de cuándo va a salir el disco porque es mucha inversión y mucho trabajo”, asegura.

Todo su material está disponible en plataformas electrónicas, puede descargarse de la página oficial así como también por YouTube o solicitándolo por medio de las redes sociales. Uno de los objetivos para este 2015 es también hacer hincapié en la distribución y poder hacer llegar la banda local a Capital Federal y zona Oeste.

"Nosotros vamos predicando la palabra de Sin Botones. El rock tiene esa cosa religiosa y qué mejor que nosotros mismos para nuestra banda. Siempre que vamos a un recital o algún lado es llevar remeras, volantes, el boca en boca. Igual siempre la mejor carta de presentación es, obviamente, tocar en vivo o el disco, pero todo suma”, explica Nicolás respecto a cómo se fue difundiendo en estos años la banda.

Por último, otro de los objetivos para este año "es tocar entre una y dos veces por mes, fechas invitados, más por fuera. Hay muchas propuestas pero hay que cerrarlas bien”, aseguran. Por lo pronto, se presentarán a beneficio el próximo 14 de marzo en el Atlético de Ezeiza, para el cual están trabajando a pleno.

"Somos 8 músicos pero hay un montón de gente afuera que nos ayuda: prensa, diseño gráficos, chicos que nos ayuda a llevar las cosas en los shows. Hay un montón de gente que está siempre al pie del cañón”, resaltan. "Somos rock de barrio, lejos de la política, de la tele, vivimos en el barrio y contamos lo que pasa acá”, culminan.

Comentarios