ECHEVERRÍA - CULTURA

Realizan un documental sobre el esfuerzo colectivo de las orquestas locales

Los jóvenes que participan de las Orquesta infanto-juveniles de Esteban Echeverría grabaron un documental para mostrarle a la sociedad cómo es su trabajo, la fuerza que ponen en cada ensayo y los nervios de cada presentación. Se distribuirá en DVD a aquellas escuelas que deseen unirse al proyecto.
martes, 20 de enero de 2015 · 09:08

La escuela Nº50 se llenó de nerviosismo y ansias durante todo un sábado. Los niños y jóvenes pertenecientes a las Escuelas Orquesta Infanto-Juvenil de Esteban Echeverría esperaban ser parte de un pequeño sueño más, el de formar parte de un documental que hará trascender su música y sus esfuerzos a todos los vecinos e interesados.

A la espera del grito de "Listos, Cámara, Acción”, que han visto incansablemente en las películas, ponen a punto sus instrumentos. Un pequeño de no más de 10 años ayuda a su par, de la misma edad, a afinar su violín, mientras le explica cómo hacerlo en un futuro.

Cerca de él, Carlos Benaven reparara uno de los instrumentos al cual las cuerdas se le salieron. Es lutier desde hace más de 3 años y ayuda a la conservación de los instrumentos. También innova al respecto: actualmente se encuentra trabajando en un nuevo instrumento de su creación, la "Batarda” o "Guitarra dulce”, realizada a partir de una lata de batata y 4 cuerdas.

En otro de los rincones se encuentra Micaela, una joven de 15 años que lleva practicando Violonchelo desde los 12 en el Orquestón de Luis Guillón, que funciona en la Escuela N° 47. "Estoy muy contenta. Cuando era chica veía recitales de violinistas y mi sueño era aprender a tocar el violín. Hoy llegamos muy lejos, y yo sabía que lo íbamos a hacer. Es un sueño lo que está pasando”, afirmó.

Como ella, cientos de chicos, jóvenes y profesores ponen a punto sus elementos para comenzar las grabaciones. El objetivo principal de este documental será mostrar, intentando que sea de forma natural y espontánea, los ensayos que llevan a cabo las orquestas, el modo en que se les enseña a tocar un instrumento, cómo se realiza la elección del elemento que los va a acompañar en su trabajo diario, e incluso el acompañamiento incondicional de padres, docentes y amigos.

La divulgación de este material será en un principio con medios pedagógicos, por lo que se le otorgarán 5 DVd’s a todas aquellas escuelas y orquestas que quieran o puedan unirse a este proyecto en un futuro.

La trascendencia lograda a nivel local está sirviendo de ejemplo para diversas ciudades de interior ya que fomenta la unidad barrial, la responsabilidad personal y la cultivación de un futuro por parte de los chicos.

"No tienen que tener ningún tipo de conocimiento previo musical. Es puramente formativo y social, que esa es la finalidad principal: la inclusión; y el medio es lo musical. Mediante una orquesta nosotros lo que tratamos es incluir a chicos de diferentes clases sociales. No es simplemente de la clase baja, porque en una de las orquestas se mezclan, están mezcladas varias clases y la verdad es que es mucho más enriquecedor”, explicó al respecto la directora del CIC Parish Robertson, Mariela Acosta Liuzzi.

Por su parte, Claudio Spektor, Coordinador Nacional del Programa de Orquestas y Coros del Bicentenario a nivel nacional, definió a las orquestas de Echeverría como "un buen ejemplo de a lo que ellos aspiran”. Explicó también que seleccionó específicamente a la orquesta del CIC Parish Robertson y al Orquestón de Luis Guillón ya que son los dos modelos más interesantes para los futuros participantes. "Queremos que tengan una mirada sobre lo que se está haciendo con el programa en Esteban Echeverría”, añadió.

Natalia Garnero, Secretaria de Cultura del Municipio de Esteban Echeverría, fue una de las participantes de la coordinación del evento. Remarcó que "Este proyecto es capital para el país entero. Involucra no solo a los chicos que participan como músicos, sino a los padres que los sostienen, y a los profesores, que tienen un trabajo social además del artístico. Esto modifica al barrio, abre oportunidades de ver cosas nuevas, de viajar a distintos lugares del país, de hacer intercambio, de conocer nuestra cultura, concentrarse estudiando y conocer al otro. Son infinitas las puertas que abre y son todas positivas”.

Comentarios