ESPECTÁCULOS

Ya llegan los corsos a Esteban Echeverría

En una gran convocatoria de murgas locales y de los partidos linderos, el Barrio Parque, o más conocido como Barrio Policial, tendrá sus corsos el 7 y 16 de febrero a partir de las 19 horas. Los organizadores, la murga “Locos Sin Remedio”, aseguran mucha música y baile para los vecinos.
jueves, 29 de enero de 2015 · 14:12

Se aproxima febrero y comienzan a sonar por las calles bombos y repiques. Cada vez se mueve más el ambiente y las murgas empiezan a salir a animar los barrios. Carnaval está a la vuelta de la esquina y en Esteban Echeverría eso ya se siente.

Uno de los precursores son los chicos de la murga "Locos Sin Remedio”, quienes ya comenzaron a planear los corsos y a ensayar con énfasis para sorprender, junto con murgas amigas del distrito y zonas aledañas, a todos los vecinos.

"Hace ya 4 años que estamos tocando. La primera vez que nos presentamos fue para el cumpleaños de una de mis hermanas, que lo hicimos acá en casa, salimos a la calle y ahí los vecinos nos empezaron a ver”, explica Yamila Galván, una de las referentes y creadoras de "Locos Sin Remedio”. "Salimos con pocos instrumentos: un redoblante, un bombo y un repique, que fue lo que primero adquirimos y hoy es diferente”, añade.

Si hay que poner una fecha, asegura que comenzaron indefinidamente el 7 de marzo de 2011 en el Barrio Parque, más conocido como el Barrio Policial. De a poco fueron sumando más familiares y vecinos hasta llegar a ser más de 20 participantes, que van desde los 2 años hasta los 40.

"El nombre surgió de lo cotidiano. Estábamos en un ensayo, vino uno de los chicos que creó la murga y nos comentó que tenía ganas de comprarse un bombo, que tenía ganas de armar algo para los chicos del barrio, que estaban en etapa de crecimiento y no sabían que hacer. Empezamos a ponernos las pilas pero siempre poníamos fechas de ensayo y no llegábamos; la escusa era que siempre estábamos ‘re locos con el trabajo’, con las cosas cotidianas y demás, y al final nunca podíamos terminar de ensayar algo bien. Junto a eso también salió esa expresión de ‘vos no tenés remedio´ y decidimos que así nos íbamos a llamar: `Locos Sin Remedio´”, contó acerca de cómo decidieron su nombre.

Su trabajo es plenamente a pulmón. Con tal de divertir a los vecinos, pasar un buen rato y enseñarles música, baile y valores a los más chiquitos, todos ponen su granito de arena y colaboración. Son los mayores quienes aportan la parte económicas mientras que "los adolescentes se encargan de hacer banderines y decoración”.

En cuanto a la vestimenta, eligieron los colores violeta, blanco y negro. "Cada uno se crea sus prendas y se busca una costurera para mandarlo a hacer, tenemos muchos chicos que son muy humildes y entonces tratamos de juntar plata entre todos, comprar telas y ahí sí que hacemos la misma ropa para todos”, explicó Yamila. "En el tema de los instrumentos también juntamos plata porque a veces se rompen y hay que repararlos, como también comprar más para quienes se incorporan”, añadió.

Actualmente cuentan con bombos, zurdos, repiques, redoblantes. En estos últimos ensayos están intentando incorporar güiros para darle un toque de cumbia y un poco de vientos gracias a la colaboración de un trompetista de Temperley.

Las próximas fechas serán el 7 y 16 de febrero. El corso se realizará en la calle Pellegrini, entre Azul y 3 Arroyos, en el Barrio Policial a partir de las 19 horas.

Junto a Locos Sin Remedios estarán en la primera fecha los Seguidores de la hormiga, de Banfield; Firuletes del Jagüel; Comete a los Ricos; Elegantes del Sur; Escalando sin Remedio, de Escalada; y alguna banda de cumbia. En el segundo día se presentarán Duque del Empredado, de Capital Federal; los chicos de Locura Brillante de Tristán Suárez; Tumbados de la Risa, de Lomas de Zamora; y Caprichosos de Lavallol.

Comentarios