ESPECTÁCULOS

Mario Verón: un sueño cumplido gracias a la perseverancia

Oriundo de Monte Grande desde pequeño tuvo una meta fija: ser actor. Tras varios años de estudio de actuación con diversos referentes a nivel nacional y gracias a su persistencia, logró insertarse en el mundo audiovisual y hoy en día encarna personajes en tiras nacionales e internacionales.
viernes, 06 de febrero de 2015 · 14:57

Hay un conocido dicho popular que establece lo siguiente: "Persevera y triunfarás”. A pesar de que muchos no confíen en ello y no crean que con trabajo duro y constancia las cosas pueden llegar, otros creen en sus sueños y los siguen firmemente hasta que se cumplen.

Este último caso es el de Mario Verón, un vecino de Monte Grande que desde muy chico siempre tuvo en claro que es lo que quería para su futuro: ser actor. A pesar de tener conocimiento de lo difícil que es insertarse en el mundo de la televisión y el cine, las grandes exigencias del rubro y el incansable esfuerzo que eso podría demandar, nunca bajó los brazos y hoy se encuentra viviendo de su sueño.

"Hace más o menos 8 años, por motus propio empecé a tomar clases de teatro, ya tenía ganas desde chico. Crecí en Monte Grande y uno ve como inalcanzable esas cosas porque no las tiene al alcance de la mano. Me puse a estudiar clases de teatro, estudié con Cristina Banegas, también estudié un poco con Lito Cruz, hice seminarios con Lili Popovich, en líneas generales eso fueron mis estudios”, explicó acerca de sus comienzos.

No obstante, en el mundo de la actuación los estudios y el currículum no lo son todo, a pesar de ser de un peso importante a la hora de los castings. Es importante adentrarse de a poco en el ambiente, para hacerse conocido y también para incorporar los ritmos frenéticos del trabajo.

"El camino que yo opté por tomar fue meterme en una agencia de modelos, que ellos manejan mucha publicidad, muchas campañas de marca para revista y empecé trabajando así”, explica Mario respecto a la forma en que decidió internarse en los medios. "En la medida que iba estudiando tuve la posibilidad de hacer bastante teatro. Una vez tuve la oportunidad de actuar dirigido por Ricky Scrapbook y ahí eso me hizo saltar a hacer algunas cosas pequeñas en tele, esas pequeñas cosas en tele me hicieron hacer otras pequeñas cosas en cine”, añadió.

Paso a paso fue ganándose un lugar y cumpliendo el sueño de ese chico de Monte Grande que veía difícil el triunfo en la gran pantalla por estar alejado de los grandes centros donde se realizan las escenas de cine y televisión.

"Lo primero que hice fue, a nivel actoral, una publicidad para Heineken para Estados Unidos. En tele lo primero que hice fue una participación en una tira de Telefé que se llamaba ‘Un año para recordar’”, destaca acerca de sus inicios.

En la actualidad, logró algunos de sus propósitos. "Tengo hechas dos películas: una con rol protagónico y ahora sigo haciendo tele acá, tuve la oportunidad de irme a vivir a México, actuar allá y ahora estoy de vuelta en Argentina haciendo algunas cosas chiquitas en Viudas e Hijos del Rock and Roll en Telefé y estoy viendo si puedo entrar en una tira que empieza a filmar Campanela allá el mes que viene”, comentó acerca de sus planes inmediatos.

No obstante esta profesión tiene muchos altibajos, esfuerzos, papeles complejos que deben prepararse con minuciosidad, así como también mucha competencia y exigencia.

"A nivel personal como complejo en un momento tuve que filmar para Telefé un capítulo de un unitario de época en donde mi personaje era americano nacido como en Latinoamérica pero criado en Estados Unidos. Trabajaba mano a mano con actores como Carlos Portaluppi, entonces es muy difícil a veces que no se note la brecha entre alguien que tiene muchísima experiencia y alguien que si bien hace mucho que trabaja, como yo, pero que no tiene la misma experiencia”, explicó respecto a su papel más difícil.

También corre el rigor de la variable tiempo-dinero y el hecho de que, las producciones de cine y televisión no dejan de ser un negocio como cualquiera, en el que mucho se apuesta. "En televisión se manejan los tiempos muy rápido, entonces por ahí con dos días de anticipación te dan tu libreto y lo tenés que preparar rapidísimo y que salga bien y el tiempo en tele es dinero. Entonces hay que hacer todo rápido y bien”.

"Ahora por lo pronto llegué hace poco de México, tenía pensado irme de vuelta pero preferí quedarme acá y seguir apostando en Argentina. A futuro mi ideal sería poder vivir de la actuación plenamente y teniendo trabajo constante. Es una profesión que tiene muchos altibajos, es muy difícil encontrar la continuidad pero mis planes, mi ideal de futuro sería ese”, explica.

La vida del actor es una montaña rusa constante. Llena de altibajos, papeles diferentes todo el tiempo y con una incertidumbre de a dónde te va a llevar y cuánto va a durar. Estos son algunos de los motivos por los cuales dedicarse plenamente a la actuación requiere de mucha convicción y perseverancia.

"A corto plazo, ahora están armando todo lo que se empieza a filmar o lo que recién comenzó a grabarse y quiero ver si puedo empezar en algún proyecto, estamos viendo con mi representante qué es lo que se puede hacer. A la espera de que haya un lugar, audicionando”, añadió.

"No necesariamente en este rubro el talento lo es todo, hay mucho dinero en el medio, es un gran negocio. Hay productores que invierten plata, entonces a veces es muy difícil darle algo con muchísima continuidad a alguien que es una cara nueva”, concluyó.

Comentarios