Cultura

Marzo: un mes dedicado a la mujer en “El Telégrafo”

En el centro cultural, estuvieron presentes distintas artistas con el objetivo de resaltar el valor y los derechos del género femenino. Los encuentros musicales se hicieron en el marco del “Mes de la Mujer”, de la mano de la “Trova Echeverriana”. El próximo viernes será el último show de este ciclo musical.
jueves, 19 de marzo de 2015 · 16:44

El ocho de marzo de este año, las mujeres de todo el mundo se unieron para conmemorar un nuevo festejo de su género. Distintas asociaciones y referentes políticos, llevaron a cabo una serie de actos políticos para bogar por los derechos del sexo femenino además de homenajearlas por su rol en la sociedad. Esteban Echeverría no está exento a estas celebraciones y, por eso, organizó El Mes de la Mujer que es un ciclo musical de la mano de la Trova Echeverriana en el centro culturalEl Telégrafo.

La Trova Echeverriana es un ciclo musical que se hace a lo largo de todo el año en el centro cultural ubicado sobre la calle Alem al 275. Los encuentros suelen ser los viernes a la noche. Allí, distintos artistas locales tienen la oportunidad de exponer su música al tiempo que los vecinos pueden acercarse al lugar para disfrutar de un espacio de entretenimiento.

En el mes de marzo, al igual que comenzaron la mayor parte de las actividades y responsabilidades, inició el ciclo de la Trova en El Telégrafo. En esta oportunidad, el comienzo del año se dio de la mano de artistas que expusieron su talento para remarcar la importancia de las mujeres, pedir por los derechos del género femenino y deslumbrar a los espectadores con su música. El próximo viernes, para culminar el ciclo de la Trova Echeverriana, le tocará a Graciela Bastán, cantante de tango y folklore.

¿Quién es Graciela Bastán? La pasión de Graciela por la música comenzó cuando era muy chica. En esos años, la pequeña veía a su padre cantar tango y, desde ahí en adelante, su relación con la cultura nunca se detuvo. Su formación la llevó a ser profesora de danza folklórica aunque también se dedicó a estudiar canto. Confiesa que sus conocidos la felicitan, les agrada lo que hace arriba del escenario y entonces, ella sigue en lo suyo, la música. Esta beta artística es la que ubicó a la exponente como una de las cuatro elegidas para formar parte de la Trova Echeverriana en el marco del Mes de la Mujer que tendrá lugar en el centro cultural El Telégrafo.

"Yo estuve una vez en la Trova compartiendo el espacio con dos chicas a través de un profesor y canté en el Museo el año pasado. A los responsables de Cultura en Echeverría, les gusto como canté y por eso me llamaron para que participe en el Mes de la Mujer. Me puso contenta, y es un desafío porque voy a cantar yo sola así que me estoy preparando como si fuese a hacer un recital profesional”, explicó la cantante sobre el momento en que recibió la noticia y acerca de cómo se prepara desde entonces.

Graciela no sólo está feliz porque participará de un evento junto a otras artistas de la zona sino que además tendrá la oportunidad de representar a todo el género femenino. "El Día de la Mujer es una fecha muy importante. Lo hago con mucho gusto y me da mucha alegría que hayan pensado en mí para ser parte de este festejo del mes porque son todas mujeres”, afirmó.

"Me atrae el tango como expresión. A veces, tiene letras más profundas o más fuertes o incluso que son agresivas en relación a la mujer. De hecho, algunas personas piensan que las letras del tango tratan de la mujer que engañó, abandonó o le arruinó la vida al hombre”, analizó la cantante para encontrar una relación entre la música y la mujer. Sin embargo, añadió que también hay otros tangos que son "neutros” y que se adecúan "perfectamente para que lo cante un hombre o una mujer”. En la actualidad, explicó, hay muchas artistas destacadas dentro del género gracias a la primera cantante que abrió el camino dentro de este estilo: Tita Merello.

Con respecto al rol que ocupa el canto en su vida, afirmó que para ella es una melodía que todos llevan dentro. "Es algo que está en el interior de las personas que llena parte del espíritu, de la personas”, afirmó en términos generales y agregó que se puede realizar todo el tiempo porque "uno puede estar en la casa limpiando, cocinando y cuando escucha una música, se pone a cantar uno también”. Desde su punto de vista, destacó: "vivo las letras de lo que canto y canto otros ritmos con los que me siento más cómoda”.

Por último, en relación al show que dará el próximo viernes, expresó que en esa ocasión estará acompañada por Roberto Rodriguez -con quien toma clase y se prepara para el festival del 27 de marzo- en guitarra y, posiblemente, esté presente un colega que toca el bandoneón. "Voy a hacer algunos temas de folklore para quebrar un poco los tangos”, indicó para remarcar que será un recital que nuclee distintas perspectivas.

Dentro del repertorio que expondrá el viernes, mencionó tangos clásicos como "Naranjo en Flor”, "Cafetín de Buenos Aires”, "Sur” además de dos zambas. "Estudio tango porque me gusta. Al igual que algunos dicen me voy al gimnasio, a mi me gusta ir a clases de canto, me hace muy bien. Es una satisfacción y espero que salga todo bien y que toque una linda noche”, concluyó la artista Graciela Bastán.

Comentarios

Otras Noticias