HANDBALL FEMENINO

Unión del Sur, rumbo a lo más alto

El equipo de Luis Guillón milita hace dos años en la Asociación Sureña de Balonmano (ASBAL), este domingo se medirá ante Independiente de Avellaneda para ascender a la categoría A de la liga.
viernes, 07 de noviembre de 2014 · 12:14

Al ingresar al entrenamiento se siente el deporte. Se respira el deporte. Se experimentan sensaciones propias que atraviesan la mente y el corazón de cualquier apasionado. Son chicas, jóvenes y no tanto, de entre 9 y más de 21 años que todas las semanas se dedican a perfeccionarse. ¿El lugar de encuentro? Los martes y jueves de 19 a 23 en la Parroquia Asunción de Luis Guillón, mientras que los viernes en el Vecinal.

Aún no cuenta con una infraestructura institucional a representar, pero si los sueños y la dedicación de mucha gente. Se trata de la Unión del Sur Handball Femenino, un equipo de handball femenino que participa por segundo año consecutivo en la Asociación Sureña de Balonmano (ASBAL). La cual depende de la Confederación Argentina de Handball, entidad madre de ese deporte.

Durante el 2012 empezó a sonar con más fuerza la idea de conformar un grupo para realizar la actividad de manera más competitiva. Un año y algunos meses después, con la cantidad de jugadoras y los conocimientos técnicos necesarios para afrontar la competencia, con sólo tres categorías empezaron a militar en la última categoría de la liga: La C.

Una vez militando en ASBAL, para el Torneo Clausura se logró completar las seis categorías: Infantiles, Menores, Cadetes Juveniles, Juniors y Mayores, con edades que van desde los 9 años, hasta mayores de 21. Y además, el ascenso a la B donde también participan C.A. Ezeiza, Talleres de Escalada, Juventud Unida, Las Brisas, Polideportivo de Quilmes, 25 de Mayo, Independiente, C.A.M. Grande y Sargento Cabral.

A pesar de ser todo muy nuevo para muchas de las jugadoras, se lo toman con la seriedad necesaria. Los resultados están a la vista. Actualmente, se encuentra en la pelea por subir a la categoría más alta. Para eso, deberá derrotar en la última fecha del torneo a Independiente de Avellaneda y deberán conseguir la primera o segunda ubicación de acuerdo a los puntos institucionales acumulados.

Es notorio el vacío que se genera a nivel deportivo para las chicas una vez que finalizan el secundario. Muchas de ellas a partir de 4º se inclinan por el handball –en otros casos por el vóley-, pero una vez finalizado el ciclo escolar pocas continúan realizando prácticas. Aunque la principal causa no es la ausencia de ganas, sino la escases de oferta deportiva. "Empezamos el año pasado con chicas que no compitieron nunca que vienen de sólo jugar en la escuela y tampoco esperábamos el ascenso. Simplemente deportivamente buscábamos mantenernos en la B, mitad de tabla y quizás en alguna que otra categoría entre los cuatro primeros puestos. Por eso, si se logra o no el ascenso no nos preocupa porque estuvo bien”, recuerda Molina con melancolía.

Las jugadoras provienen de diferentes barrios de Esteban Echeverría. Los profes, encargados de trasmitir conocimientos son Iván Molina y Adrián Córdoba, a ambos se los puede ver con las mismas ganas de las chicas, con el mismo compromiso y la misma dedicación para hacerlo de la mejor manera. "A pesar de competir, las chicas se divierten, aprenden. Siempre hay contenidos transversales que se trabajan más allá de lo netamente deportivo. Al ser un deporte de equipo tenemos que tratar los valores, el respeto hacia el otro y muchas otras situaciones", expresó Iván mientras mira de reojo el trabajo que realizan sus dirigidas.

Dos años atrás nadie hubiese imaginado un presente tan particular. O mejor dicho sí. En varias cabezas sonaba la idea de compartir con otros la misma pasión. Premio a la dedicación, la perseverancia y el trabajo diario, Unión del Sur está ante una gran posibilidad de ubicarse en lo más alto del handball sureño.

Comentarios

Otras Noticias