HOCKEY

Antonella Perazzo “Nuestra mayor virtud es que cuando algo parece imposible, creemos que se puede lograr”

A pesar de no haber logrado el ascenso a la D, la jugadora destacó el compromiso del equipo. “Nos faltó muy poco, es algo que nos quedó pendiente”.
lunes, 01 de diciembre de 2014 · 22:47
Es hora de dar vuelta la página. Si es momento de realizar un balance anual sobre lo hecho a lo largo de la temporada, es momento de recordar el partido clave ante Lanús A. Por cuestiones de juego, el resultado final se inclinó para el Granate. En el primer encuentro había sido 3 a 2 en favor del equipo verde y blanco, mientras que el segundo fue un contundente  3 a 0 en contra. 

"No jugamos seguras, no pudimos encontrar la ruptura que nos permita hacer la diferencia. Quizás nos faltó madurez para resolver situaciones que en otros momentos supimos leer. No salió el mismo equipo que fuimos toda la segunda mitad del año”, recordó Perazzo. 

En relación a ese mismo partido, la defensora expresó: "Me parece que Lanús supo entender nuestro juego del partido de ida, y por eso en el de vuelta salió con tácticas bien claras, con más preparación. Esa fue la principal diferencia. Además, nosotras tuvimos debilidades y ellas explotaron sus virtudes”. 

Al iniciarse el año deportivo, luego del golpe  que generó el descenso a la categoría E, todo el plantel sufrió cambios  propios tras vivir una situación de estas características. "Tuvimos que acostumbrarnos a nuevas tácticas y formas de juego. Al principio nos costó, pero después supimos encontrar los modos y empezar a sumar. La segunda parte del año nos fue mucho mejor, pero no alcanzó. Creo que esto nos preparó bastante para crecer como equipo y siempre, de todo, quedó un aprendizaje. Este año aprendimos mucho y eso está muy bueno”, aseguró Antonella. 

-¿Cuáles fueron las mayores virtudes del plantel?
- Es que aunque parece que algo es imposible, nosotros creemos que lo podemos conseguir.
En el camino hacemos muchos sacrificios y muchas veces logramos lo que nadie esperaba. No bajamos los brazos y cuando aparecieron las trabas intentamos buscar la solución, siempre en equipo. 

-¿Y en qué fallaron?
-No sé si es una falla, pero nos cuesta adaptarnos a los cambios. Somos bastantes estructuradas en nuestras formas y cualquier cambio nos desencaja un poco hasta que le encontramos la vuelta. 

- ¿En qué aspecto deberían intensificar el trabajo?
-Si hay algo en lo que tenemos que trabajar es en la parte emocional. El 90% del plantel es muy joven y recién ahora está tomando confianza. Muchos equipos nos han ganado por experiencia y no por mejor juego. Es cuestión de tiempo y de trabajar más sobre la ansiedad y resolución de situaciones claves que en la cambia te cambian un partido. 

-¿Qué objetivo se habían propuesto?
-Teníamos claro que veníamos de descender y aunque estuvimos cerca se nos dio el ascenso. Creo que eso nos quedó pendiente. 
Nos quedamos con ganas de buscar otro resultado. En cuanto a lo que cumplimos, mejoramos mucho el compromiso y la parte física. Individualmente también, gracias al trabajo de nuestro preparador físico que estuvo encima todo el año. 

Las metas propuestas al iniciarse la temporada fueron claras. Ahora también lo son. Para llegar a lograrlo no queda otra que intensificar el trabajo y San Marcos lo sabe. "Terminando el año empezamos a hacer el balance para poder empezar a pensar en lo que viene. Para eso debemoscontinuar con lo que hicimos bien y mejorar lo que nos faltó.  Tenemos que empezar a trabajar desde ahora con la pretemporada para llegar a febrero lo mejor posible”, concluyó la jugadora. 
Borrón y cuenta nueva, para ir otra vez en busca del ascenso.

Comentarios