ESTEBAN ECHEVERRÍA

San Marcos finalizó el plan de trabajo de los últimos cuatro años

Tras cumplir 42 años, el verde y blanco concluyó una serie de obras que se había propuesto como objetivo.“Estamos muy contentos por todo lo que hicimos sin ningún sponsor y con mucho esfuerzo”, expresó Carlos Cantos miembro de la Comisión Directiva.
viernes, 05 de diciembre de 2014 · 14:06
Es común ver un potrero en cualquier terreno baldío a lo largo del país. Lo es también ver clubes de barrio donde con poco intentan hacer mucho, donde lo que se realiza es consecuencias de actos cargados de amor y compromiso, o bien el anhelo de algunos de devolverle algo a la comunidad –quien sabe por qué-.

En este caso, no se trata de un deporte tan popular sino de realizar e ir en busca de los objetivos, pero con la misma pasión como guía. San Marcos se fundó hace ya 42 años y es de público conocimiento que el hockey y el rugby son sus dos emblemas característicos en el ámbito deportivo. Aunque ahí no termina todo.

Por esa razón, y en el marco del aniversario de la fundación del club llegaron a su fin una gran serie de obras y trabajos realizados en la institución. Los que podrían clasificarse de acuerdo a su carácter en deportivos o sociales.

ASPECTO DEPORTIVO. Entre lo más sobresaliente se destaca el saldo de la deuda de la cancha de hockey sintético. Además de implementarse la cancha Nº2 que a su vez fue habilitada por la URBA, también se realizó la infraestructura necesaria para que tanto locales como visitantes puedan grabar los partidos a la altura que lo requiere el rugby.

En lo que respecta a la cancha uno, fue mejorada notablemente tras un proceso de cinco meses de riego y fertilización. De esta manera está en las mejores condiciones en comparación de clubes de la misma categoría y hasta superiores.

INFRAESTRUCTURA EDILICIA. Todo el club fue cerrado con un paredón y alrededor de 100 metros fueron donados a los vecinos de Faro Patagonia para que puedan ingresar a sus viviendas sin mayores complicaciones. En consecuencia del robo que sufrió la institución durante 2012, se repusieron ventanas y rejas del tercer tiempo. Además de instalarse un sistema de alarmas monitoreadas para evitar que vuelva a suceder, se realizó un nuevo tendido eléctrico y la cocina del buffet fue equipada con elementos nuevos.

ASPECTO SOCIAL. Quizás es necesario poner un mayor énfasis en esto y son muy pocos los que lo hacen. No es el caso del club verde y blanco que estuvo encargado de juntar a lo largo del año –una vez por mes- alimentos que serán entregados al comedor "Los Remolines”, el mismo se encuentra ubicado a dos cuadras de la institución. "Realizar este tipo de actividades nos ayuda a que la gente se sienta incluida, que no nos vean como enemigos. Los jugadores de rugby o los miembros de la Comisión directiva asisten para demostrar que no existe cierta brecha social”, expresó Carlos Canto, miembro de la Comisión Directiva.

Hay chicos de barrio que juegan en el club. Es más, una de las revelaciones de este 2014 tiene esa procedencia: Es el caso de Facundo Boravalle, quien realizó todas las inferiores allí. Al igual que él, alrededor de seis integran el plantel de Intermedia. "Conocen otra gente, otra geografía, llevan una vida muy diferente a la que harían” remarcó Canto.

Además, en lo que respecta a los trabajos de mantenimiento se opta por dejarlo a cargo de chicos que saben y se encuentran desempleados. Estos mismo, hoy tienen a su disposición dos canchas de fútbol que se acondicionaron en un terreno baldío y se les suministra pelotas.

Por último, es importante destacar que las instituciones de San Marcos han sido adaptadas se según el programa de inclusión para discapacitados que tiene la UAR (Unión Argentina de Rugby) y de esta manera se suma a los cuatro clubes de primera línea que lo han realizado.

Desde la Comisión Directiva que preside Luis Fernando Prgich expresaron estar "muy contentos” por todo lo realizado. "Lo logramos sin ningún sponsor y con mucho esfuerzo de un grupo reducido de personas que hacemos aportes constantes y desinteresados”, remarcó Carlos Canto.

San Marcos es un club que posee alrededor de 300 socios. Está ubicado en Faro Patagonia al 2400, y con "las puertas abiertas para todos”, las pruebas están a la vista.

Comentarios

Otras Noticias