ECHEVERRIA DEPORTES

Los Toritos Blancos tuvieron su sábado de gloria

Toda la familia de los Toritos se reunió para vivir la séptima fecha que se definió por el peso de la historia.
domingo, 12 de abril de 2015 · 07:44

Intenso, cerrado, entretenido y hasta quizás uno de los mejores de la fecha. Blancos y Azules son los protagonistas de una historia donde se mezclan dos formas de entender y sentir la camiseta elegida, devenida en una rivalidad que se respira y se juega porque ambas divisionales comparten la misma zona desde el último campeonato. El clásico de Máximo Paz, se manifestó en 280 minutos que les permitió a los Toritos Blanco convertirse en el dueño de casa y en el líder del grupo 4.

El clima de final se vivió fuera de la cancha con todo el colorido en las tribunas colmadas de banderas, papelitos y aliento afónico; pero por sobre todo dentro de la cancha con el fútbol que desplegaron los chicos achicando espacios, por momentos con un poco de fricción o quizás hasta picardía.

Los Blancos madrugaron en el marcador porque en 2001 ganaron 6 a 3, pero rápidamente los Azules obtuvieron dos peleados puntos al superar por 2 a 1 a la categoría más campeona de los Blancos. En 2003 se vivió un duelo digno de campeones, donde ambos fueron a buscar la apertura del marcador y aunque la diferencia en el 3 a 2 parece mínima, los chicos no se guardaron absolutamente nada sobre todo cuando el partido entró en tiempo de descuento, el ida y vuelta se intensificó y los minutos adicionados dejaron a más de uno sin aliento. En 2004, los Blancos supieron aprovechar la incertidumbre del rival para encarar el juego sellando un 2 a 1 que empezaba a inclinar la jornada.

El equilibrio volvería nuevamente con los encuentros de las categorías más chicas, porque 2006 empató 2 a 2 y 2007, 1 a 1. Lejos de bajar los brazos, en 2005, los Azules lograron cerrar la séptima fecha con un triunfo por 2 a 1. Con estos resultados se cerró el primer clásico del año entre ambos Toritos en su edición de verano, en el que los Blancos simplemente se animaron a tomar la decisión de encarar cada partido y convertir en goles todas las situaciones.

Comentarios